Miércoles, 14 Abril 2021 09:25

Otra vacuna contra el Covid-19 puede producir riesgo de trombosis

Las autoridades sanitarias federales de los Estados Unidos pausaron la administración de la vacuna de Johnson & Johnson.

Vacunas de J&J Vacunas de J&J NA-Sitio oficial de J&J

Las autoridades sanitarias federales de los Estados Unidos pausaron la administración de la vacuna de Johnson & Johnson después de que, entre los siete millones de personas receptoras, seis mujeres desarrollaron trombos, de las cuales una murió, informaron medios internacionales.

La farmacéutica defiende que de momento no se puede establecer una relación causal entre el fármaco y los coágulos de sangre.  

Pero las autoridades sanitarias de aquel país pidieron a los estados que hagan lo mismo hasta que se pueda reunir más información. 

Los casos de las seis mujeres receptoras de la Janssen, de entre 18 y 48 años, que han desarrollado trombos, comparten características con los producidos en Europa por la vacuna de AstraZeneca.

La noticia llega días después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) admitiera vínculos entre la vacuna de AstraZeneca y los casos de trombos detectados en un centenar de receptores, de los más de 100 millones de vacunados con este fármaco. 

Tanto la autoridad regulatoria europea como la OMS alientan a los países a usar las vacunas de las que disponen y a los ciudadanos a no dejar de vacunarse porque los beneficios son mayores que los riesgos, aseguran.

Las probabilidades de morir por un trombo causado por la vacuna de AstraZeneca es de una entre un millón, una estimación parecida se podría hacer con los seis casos entre los casi 7 millones de vacunados con la de Johnson & Johnson. En oposición, según los datos que reporta la 'BBC', el Covid-19 mata a una de cada ocho personas de más de 75 años y a uno de cada 1.000 infectados sintomáticos de alrededor de 40 años. 

Aún así, en estados como Alemania y España, entre otros, han restringido el uso de AstraZeneca y en distintos países europeos se han registrado numerosas cancelaciones de personas citadas para vacunarse con el fármaco de AstraZeneca; un freno que ahora podría acentuarse con el anuncio de Washington. 

La particularidad de la vacuna Janssen es que, al contrario de la Pfizer o la de AstraZeneca, solo requiere la inoculación de una dosis. Una ventaja celebrada en su momento por las autoridades sanitarias alrededor del mundo, dado que duplica el ritmo de vacunación de la población. 

De hecho, la Unión Europea empezó a recibir el pasado lunes 12 de abril las vacunas del laboratorio estadounidense. El compromiso con la farmacéutica es que lleguen 55 millones de dosis antes del final de junio y a 120 millones en el tercer trimestre.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA