Martes, 17 Agosto 2021 22:42

El canciller de Perú tuvo que renunciar a 20 días de asumir por relacionar a la Marina con el terrorismo

Cuestionado desde su nombramiento, Héctor Béjar tuvo que dejar el cargo ante el escándalo que provocaron declaraciones hechas públicas en torno del grupo Sendero Luminoso, al que también vinculó a la CIA.

Héctor Béjer, un ex guerrillero e intelectual revolucionario, que dejó rápido el gabinete de Pedro Castillo. Héctor Béjer, un ex guerrillero e intelectual revolucionario, que dejó rápido el gabinete de Pedro Castillo. Reuters

Si bien el medio RPP dio la noticia del alejamiento del canciller citando a fuentes de su área, previamente el primer ministro, Guido Bellido, había dado una pista, al indicar en su cuenta en Twitter que se realizarían “cambios para la marcha del país”, algo que aludiría al alejamiento de Béjar.

El 15 de agosto, un programa televisivo local había difundido declaraciones recientes, de antes que asumiera el cargo, en las que afirmaba que “el terrorismo en el Perú lo inició la Marina, y eso se puede demostrar históricamente”.

Al día siguiente de la emisión, la Marina de Guerra dio a conocer un comunicado rechazando lo dicho por Béjar.

En Perú, el fenómeno del terrorismo se entiende como el surgimiento, en 1980, de la organización maoísta Sendero Luminoso.

Béjar también afirmó que la Marina había sido "entrenada para eso por la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EEUU)" y que "Sendero [Luminoso] ha sido en gran parte obra de la CIA", aunque reconoció que no tenía cómo probar sus afirmaciones.

Sendero Luminoso aún existe con pequeños remanentes en el sur de Perú y es causante de la muerte de 31.000 a 37.000 personas durante 1980 a 2000, en su intento de tomar el poder por las armas.

Luego de las polémicas declaraciones del canciller, diversas bancadas opositoras y sectores de la ciudadanía exigieron su renuncia.

Béjar, de 85 años, había asumido el cargo el 29 de julio pasado, un día después de la toma de mando del presidente Pedro Castillo, quien llegó al poder por el partido Perú Libre (izquierda).

 

Ensayo literario

 

"Comprenderlo todo, no perdonar nada" o "Por varias vías, hacia una revolución" son frases con las que Héctor Béjar inicia los primeros títulos de su ensayo "Velasco", según describe el medio Emol.

El flamante ministro de Relaciones Exteriores del gobierno del presidente Pedro Castillo en Perú es un ex guerrillero con bastante experiencia en el mundo académico, afirma la publicación.

Nacido en Huarochirí -parte sierra de Lima- el 2 de septiembre de 1935, es licenciado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y sociólogo.

Se muestra a favor de las políticas aplicadas en Venezuela y sostiene que es su "obligación moral" defenderla pues es "una de las pocas posibilidades de cambiar esta sociedad sucia y violenta".

Con solo 27 años había viajado a Cuba, donde se incorporó a las guerrillas revolucionarias de dicho país y recibió entrenamiento militar.

Allí conoció a Ernesto "Che" Guevara y Fidel Castro.

"Fidel Castro es un nombre que despierta cariño en Perú", dijo Béjar en una entrevista con Telesur.

Una vez de retorno a su país natal, se unió al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR); sin embargo junto a un grupo de jóvenes decidió formar su propio grupo guerrillero.

Es así como Béjar Rivera -junto al poeta Javier Heraud y otros- fundó el Ejército de Liberación Nacional (ELN), un movimiento que por esa época ya propugnaba la insurrección, levantado en armas para fines reformistas de sentido nacionalista.

Incluso, Béjar narró en el 2015, en una entrevista con el Diario Uno, que el nombre de "Ejército de Liberación Nacional" se lo pusieron en honor al ELN argelino, y que el "Che" Guevara también hizo lo propio.

Bajo el seudónimo de "Calixto", organizó la guerrilla "Javier Heraud" en Bolivia en 1964.

Tras viajar nuevamente a Cuba para reaorganizar al ELN regresó al Perú.

"En total, toda esta experiencia suma, incluido entrenamiento, desde comienzos de 1962 hasta febrero de 1966. Esta vida de aventuras son cuatro años, que cubren una parte preliminar en el Perú", reconoció el ahora ex canciller de Perú en la misma entrevista.

En 1966 fue detenido por las autoridades y condenado por sedición.

En prisión escribió "1965: Apuntes sobre una experiencia guerrillera" que en 1969 ganó el premio Casa de las Américas. Cuatro años después recibió una amnistía por parte del entonces presidente, general Juan Velasco Alvarado.

Bajo la sombra de Velasco, el sociólogo colaboró con el Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización Social (Sinamos), que en la práctica buscaba el apoyo social al gobierno.

En su libro "Retorno a la guerrilla" en 2015, narró un episodio cuando estuvo en la guerrilla.

Acudió hasta Ayacucho y allí bajo el nombre de "Calixto" -como se autodenomina en el escrito- se reunió con el cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, por entonces un joven profesor radical.

Eran los años sesenta, la guerrilla estaba en plena efervescencia y le solicitó su apoyo, pero Guzmán se negó -narra Béjar- aseverando que ese no era el momento para la acción.

Béjar Rivera fue representante de América Latina ante el Comité Global del Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza, miembro del directorio de la Fundación GCAP (Global Call), representante en Perú de la red internacional no gubernamental Social Watch o Control Ciudadano y director de la revista de ciencias sociales Socialismo y Participación.

Escrito por
Buenos Aires, NA