Domingo, 02 Mayo 2021 17:42

Muertes y contagios récord, con escasez de camas y oxígeno, la peor cara de la segunda ola de Covid-19 en la India

El sistema de salud indio lleva 10 días con la capacidad de internación saturada, 99%, y escasea el oxígeno. En Nueva Delhi y Bombay deambulan desesperadamente en busca de hospitales.

En la capital de la India deambulan las camillas con contagiados de coronavirus en busca de camas y oxígeno. En la capital de la India deambulan las camillas con contagiados de coronavirus en busca de camas y oxígeno. El Español

Un nuevo récord de muertes diarias por Covid-19  (más de 3.680) reportó este domingo La India, después que en la jornada anterior los contagios superaran los 400 mil. 

Dramáticas imágenes de gente deambulando por las calles de Nueva Delhi o de Bombay en desesperada búsqueda de centros de salud para ingresar a sus familiares, se potencian con la necesidad de respiración asistida que presenta, lo cual torna imprescindible el abastecimiento del escaso oxígeno.

Los contagios diarios, que superan los 357.000, con un promedio de 3.000 muertes por jornada, han tornado este insumo imprescindible. 

A esta segunda ola que ataca despiadadamente a la India se le agregó la carga de una nueva variante del virus que se propaga más rápido y con gran virulencia.

Los centros sanitarios han estado respondiendo con lo que tenían en stock para los tratamientos, pero se está agotando y ya no alcanza para abastecer semejante demanda de un elemento tan primordial.

Ante la falta de reposición por parte de un proveedor externo de los tubos ya vacíos, la fundación española Vicente Ferrer lanzó la campaña ‘Oxígeno para la India’, a fin de recaudar fondos para comprar un generador que les dé autonomía, según la publicación “20minutos”.

Un caso que se menciona como paradigmático es el de un hospital en Bathalapalli con 245 camas, que normalmente era multifuncional y desde el 19 de abril lo destinaron a ser centro exclusivo para Covid-19,. Hoy está saturado y, como el 85% de los internados necesita respirador, el problema no es que no los tenga, sino que requieren ser recargados.

La Unión Europea envió una remesa de suministros faltantes, compuesta por  9.000 antivirales de Remdesivir, 120 ventiladores, 28 toneladas de equipos médicos, generadores de oxígeno para centros médicos, cilindros de oxígeno, concentradores y reguladores, entre otros.

 

Pico de la crisis

 

Según los datos del Ministerio de Salud indio, los 3.689 casos fatales por coronavirus representan la cifra más alta hasta el momento en pleno pico de esta crisis, si bien India se mantiene cuarto con más muertes en términos absolutos, detrás de Estados Unidos, Brasil y México.

Lejos está ahora el gran país asiático de ser tomado como ejemplo, como lo fuera durante la primera cuarentena del año pasado, al estallar la pandemia, gracias al estricto confinamiento aplicado. Entonces, la tasa de infecciones no llegó a superar los 3 dígitos.

Entre el relajamiento social que empezó a producirse en noviembre, cuando todo parecía haberse normalizado, junto all descalce del plan de producción de vacunas de la inmunización interna, hicieron saltar dramáticamente la tasa de contagios y la gravedad que revisten.

Hasta el momento 28,6 millones de personas recibieron las dos dosis necesarias para la completa inmunización, La cifra aún está alejada de la meta inicial de inocular a 300 millones de personas para julio.

Este 1 de mayo, pertenecían al grupo de entre los 18 y los 44 años más de 84.500 receptores de la primera dosis de una de las vacunas disponibles en la India, la fórmula Covishield de AstraZeneca, que fabrica el Instituto Serum de la India (SII), o Covaxin, del laboratorio indio Bharat Biotech.

El mismo día arribó el primer cargamento importado de la rusa Sputnik V.

Escrito por
Buenos Aires, NA