| Última actualización: 16 de Marzo de 2023 - 09:52

Moscú advirtió a los aviones estadounidenses que se alejen de su espacio aéreo tras el accidente de un dron

El Departamento de Estado convocó el martes al embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, para expresar las preocupaciones de los Estados Unidos.  

Un dron de esas características cayó al Mar Negro tras un accidente con un avión ruso. Un dron de esas características cayó al Mar Negro tras un accidente con un avión ruso. NA/Reuters/Janis Laizans

Moscú advirtió este miércoles a Washington que se mantenga alejado de su espacio aéreo después de que un dron estadounidense interceptado por aviones rusos se estrellara en el Mar Negro, en el primer enfrentamiento directo conocido entre las superpotencias desde que Rusia invadió Ucrania.

El ejército estadounidense comunicó que el incidente fue causado por una colisión en el aire después de que dos aviones de combate rusos Su-27 se acercaran a uno de sus drones MQ-9 Reaper en una misión de reconocimiento sobre aguas internacionales.

Los combatientes hostigaron al dron y le echaron combustible, antes de que uno de ellos cortara la hélice del dron, provocando que se estrellara contra el mar, según el informe de Washington.

Reacciones

"Este incidente demuestra una falta de competencia además de ser inseguro y poco profesional", reaccionó James B. Hecker, comandante de las fuerzas aéreas estadounidenses en Europa. 

El portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, informó que funcionarios estadounidenses le habían dicho al embajador de Rusia, Anatoly Antonov, que Moscú debería tener más cuidado en el espacio aéreo internacional.

Moscú negó que el avión hubiera chocado y dijo que el dron se estrelló después de "maniobras bruscas". Denunció que el avión no tripulado había volado "deliberada y provocativamente" cerca del espacio aéreo ruso con sus transpondedores apagados, y que Moscú había enviado cazas para identificarlo.

"La actividad inaceptable del ejército estadounidense en las proximidades de nuestras fronteras es motivo de preocupación", respondió Antonov, el embajador, en un comunicado, acusando a Washington de usar drones para "recopilar inteligencia que luego es utilizada por el régimen de Kiev para ataque a nuestras fuerzas armadas y territorio".

El diplomático continuó: "Hagamos una pregunta retórica: si, por ejemplo, un dron de ataque ruso apareciera cerca de Nueva York o San Francisco, ¿cómo reaccionarían la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos?"

El Kremlin dijo que no hubo contactos de alto nivel con Washington por el incidente. Las relaciones bilaterales se encontraban "en un estado muy lamentable", pero "Rusia nunca se ha negado a un diálogo constructivo y no se niega ahora", dijo el portavoz Dmitry Peskov.

LEÉ: Lima en alerta roja ante el ciclón Yaku

La interpretación de Kiev

Kiev, por su parte, interpretó que el incidente mostraba que Moscú estaba dispuesto a "expandir la zona de conflicto" para atraer a otros países.

Rusia estaba aumentando las apuestas ya que enfrenta "condiciones de una derrota estratégica" en Ucrania, "tuiteó" Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania.

Vuelos regulares

Los Estados Unidos realizan vuelos regulares de vigilancia en el espacio aéreo internacional de la región y apoyaron a Ucrania con decenas de miles de millones de dólares en ayuda militar, pero sus tropas no se han involucrado directamente en la guerra.

Es posible que nunca se recupere el dron de vigilancia militar estadounidense que se estrelló en el Mar Negro, aclaró más tarde el portavoz de la Casa Blanca, John Kirby.

"No se ha recuperado. Y no estoy seguro de que podamos recuperarlo. Donde cayó al Mar Negro, en aguas muy, muy profundas. Así que todavía estamos evaluando si puede haber algún tipo de esfuerzo de recuperación", declaró Kirby a la CNN.

A la ABC le aclaró lo siguiente: "Si los rusos recuperan la nave, las autoridades estadounidenses han tomado precauciones para garantizar que su capacidad para obtener inteligencia útil sea limitada".

“Dicho esto, es nuestra propiedad”, agregó Kirby, y añadió que las autoridades estadounidenses continuarán explorando opciones de recuperación, según información de la agencia Reuters.

Un incidente peligroso

El incidente sobre aguas internacionales del martes fue un recordatorio del riesgo de confrontación directa entre los Estados Unidos y Rusia por Ucrania, que Moscú invadió hace más de un año y que los aliados occidentales apoyaron con inteligencia y armas.

El Departamento de Estado convocó el martes al embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, para expresar las preocupaciones de los Estados Unidos sobre el encuentro.

"El mensaje era: no vuelvas a hacer esto", agregó Kirby más tarde en ABC.

Antonov después de la reunión dijo que el dron "se movía deliberada y provocativamente hacia territorio ruso con los transpondedores apagados".

Reunión "constructiva"

Antonov destacó que su reunión en el Departamento de Estado fue constructiva y que no se planteó la cuestión de las posibles consecuencias para Moscú por el incidente, informó la agencia estatal de noticias RIA.

Los funcionarios estadounidenses enfatizaron que los Estados Unidos continuaría sobrevolando aguas internacionales en el área y que "corresponde a Rusia operar sus aviones militares de manera segura y profesional”, según se preocupó por subrayar el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina