Domingo, 04 Julio 2021 08:54

Miles de brasileños volvieron a protestar contra Bolsonaro por su gestión de la pandemia

El mandatario vive su peor momento acorralado entre un clima social asfixiante y denuncias por corrupción en la adquisición de vacunas. 

Arden las calles de Brasil. Arden las calles de Brasil.

Miles de brasileños protestaron en diversas ciudades en contra el presidente Jair Bolsonaro, la tercera manifestación masiva en cinco semanas, por su gestión de la pandemia. 

A un año de las elecciones generales de Brasil, el presidente vive su peor momentos en el cargo: las protestas en su contra se suceden, mientras la Fiscalía General sigue recabando pruebas de sobreprecios y corrupción en la adquisición de dosis de la vacuna india, Covaxin. 

"Fuera Bolsonaro" fue el lema que resonó este sábado en 315 ciudades de Brasil, publicó el portal Frande 24.

Fue la tercera protesta en las últimas cinco semanas, en unas manifestaciones que tienen por objetivo la salida de Bolsonaro del poder.

Desde el inicio de la pandemia, el país registra más de 523.000 fallecidos, solo superado por Estados Unidos, mientras que la vacunación avanza lentamente, con 76 millones de brasileños -de un total de 210 millones- con una dosis y 27 millones con ambas.

Las protestas estaban convocadas inicialmente para el 24 de julio, pero las informaciones sobre la compra irregular de vacunas que salpican al mandatario están intensificando el malestar de la población. 

E5YmYW WEAI dU

Las demandas ya pasaron de la calle a los pasillos de la Cámara de Representantes, donde la oposición, tanto de izquierda como derecha, han formalizado una petición de destitución contra el presidente. 

El viernes pasado, la jueza de la Corte Suprema, Rosa Weber, autorizó a la Fiscalía a iniciar una investigación de 90 días contra Bolsonaro por incumplimiento del deber a la hora de adquirir la vacuna Covaxin al laboratorio Bharat Biotech.

Al presidente le imputan estar implicado en un contrato de 316 millones de dólares, a cambio de 20 millones de dosis mediante un intermediario brasileño, quien estaría investigado desde 2017 por haber "vendido" medicamentos al Gobierno que nunca entregó. 

Sin embargo, una comisión del Senado, que investiga el manejo de la pandemia por parte del Ejecutivo, asegura que habría sobreprecio de hasta un 1000 % y corrupción en el contrato.

Parte del pago tendría que haber ido a una empresa con sede en Singapur que no figuraba en el acuerdo.

La Comisión asegura que se avisó a Bolsonaro de las irregularidades y tras estas acusaciones, el Gobierno suspendió la adquisición.

Además, también se conoció otro caso de corrupción esta semana: un cabo de la Policía confesó haber intentado vender al Ejecutivo 400 millones de dosis de AstraZeneca en una operación que fue suspendida cuando un alto cargo del Ministerio de Salud le habría solicitado comisiones equivalentes a un dólar por unidad. 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA