Lunes, 26 Julio 2021 22:08

Los climatólogos empezaron a tratar con 195 gobiernos el mayor informe climático en casi una década

En un marco de mortíferos incendios forestales, inundaciones, sequías y olas de calor, los investigadores del IPCC abordarán durante dos semanas la evaluación del reporte más completo del calentamiento global desde 2013.

Joyce Msuya en la ceremonia de apertura de la 54 sesión del IPCC. Joyce Msuya en la ceremonia de apertura de la 54 sesión del IPCC. Zach Levitt/NPR

La reunión virtual de dos semanas de más de 200 científicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), un organismo de las Naciones Unidas que coordina la investigación sobre el calentamiento global, comenzó este lunes. Se celebra para finalizar una evaluación de la ciencia que resuma cómo el clima de la Tierra ya cambió y lo que se puede esperar durante el resto del siglo.

Coincide con una serie de desastres mortales provocados por el clima que se desarrollan en todo el mundo, desde inundaciones repentinas en Europa, América del Norte y Asia, hasta incendios forestales intensos en Siberia, olas de calor persistentes generalizadas y sequías que amenazan para invertir el suministro de alimentos en EEUU, Medio Oriente y gran parte de África.

El primer encuentro se centró en cómo formular conclusiones clave, como la rapidez con la que la Tierra avanza hacia el umbral de calentamiento de 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) establecido por el acuerdo climático de París para evitar los efectos más catastróficos de calentamiento global.

Será esta la sexta edición del reporte. La anterior se había publicado en 2013, una eternidad en el mundo de la ciencia climática, donde el ritmo tanto del calentamiento como de la investigación se acelera constantemente.

"Si bien la crisis climática, junto con la pérdida de biodiversidad y la contaminación, ha estado en marcha durante décadas, la pandemia de Covid-19 puso de relieve esta triple crisis planetaria", dijo Joyce Msuya, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y ejecutiva adjunta, de acuerdo con la información proporcionada por el director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Msuya habló para marcar la finalización de la evaluación más completa del calentamiento global de este tipo desde 2013.

El IPCC compiló su última actualización sobre la ciencia detrás del cambio climático, evaluando los impactos del calentamiento global y advirtiendo sobre amenazas futuras.

Sus investigadores ahora pasarán las próximas dos semanas hablando con representantes de 195 gobiernos sobre sus hallazgos, antes de que se publique el informe el 9 de agosto.

El nuevo informe será un documento crucial para los líderes mundiales. Representa el consenso científico internacional sobre el cambio climático causado por el hombre

Los gobiernos confían en sus predicciones al desarrollar políticas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, gestionar los bosques y la pesca y decidir cómo proteger a sus ciudadanos de las condiciones meteorológicas extremas

En noviembre, los líderes mundiales se reunirán por primera vez desde 2019 en Glasgow para discutir las promesas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, las cuales aún son insuficientes para evitar un calentamiento catastrófico en este siglo.

 

Un largo proceso

 

Se necesitan años para elaborar el informe del IPCC. Tiene 12 capítulos, que cubren todo, desde las propiedades de atrapamiento de calor de los gases de efecto invernadero individuales hasta los eventos climáticos extremos y los impactos regionales del calentamiento global. 

Como la ciencia del clima progresó mucho en la última década, el nuevo informe será la imagen más completa, detallada y precisa del clima global jamás publicada. 

Los modelos informáticos que utilizan los científicos para predecir cómo cambiará el clima en el futuro son mucho más avanzados que hace una década, cuando se publicó la última edición.

Y los datos que alimentan esos modelos también son más robustos, gracias a satélites, boyas e información sobre el clima histórico recopilada de rocas, hielo y barro .

Juntos, esos avances permiten a los científicos decir con más certeza qué tan rápido se está calentando la Tierra y cómo el calor adicional atrapado por los gases de efecto invernadero afectará todo, desde el nivel del mar y los huracanes hasta las sequías y las olas de calor.

Para este informe, los científicos consideraron toda la investigación climática publicada antes de febrero de 2021. Son miles de estudios sobre la atmósfera, los océanos, los bosques y los patrones climáticos de la Tierra

Un objetivo fundamental del informe en elaboración es ayudar a los gobiernos a tomar decisiones sobre cómo abordar el cambio climático. No les dirá qué hacer, pero está destinado a ayudar a los líderes a comprender los efectos de las diferentes políticas.

Por ejemplo, si las personas dejan de quemar carbón de inmediato, se reducirá drásticamente la tasa de calentamiento global. 

Pero, ¿qué pasaría si los humanos dejasen de quemar carbón en los próximos cinco años? ¿O diez años? ¿O qué pasaría si los paneles solares se vuelven realmente baratos y el crecimiento de la población se ralentiza? ¿Cómo afectaría eso al cambio climático? 

El nuevo informe del IPCC está destinado a ayudar a responder estas preguntas utilizando un conjunto de cinco escenarios hipotéticos de políticas.

Esta es la primera vez que el IPCC utiliza estos escenarios, que son esencialmente una colección de mundos imaginarios en los que los países persiguen diferentes conjuntos de políticas climáticas.

  • En un mundo, los países trabajan juntos para desarrollar tecnologías de bajo costo y bajas emisiones de carbono y ponerlas en uso rápidamente para todos. 
  • En otro, algunos países o grupos de personas hacen la transición muy rápidamente a fuentes de energía eólica, solar y otras fuentes de energía limpia, mientras que otros se mueven mucho más lentamente. 
  • En un tercer mundo imaginario, el nacionalismo surge en todo el mundo y los gobiernos se centran en la seguridad energética y alimentaria local en lugar de los cambios económicos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cada uno de los escenarios tiene en cuenta el crecimiento de la población, el PIB y una serie de otras posibilidades demográficas, económicas y tecnológicas.

En la mayoría, todavía es posible mantener el calentamiento global por debajo del umbral de 2 grados centígrados establecido por el acuerdo de París, dice Zeke Hausfather, científico climático de la Universidad de California en Berkeley. 

En otras palabras, hay muchas formas de abordar el cambio climático y el nuevo informe ayudará a describir esas opciones.

 

Promesa americana

 

La Administración Biden prometió reducir las emisiones de EEUU a la mitad para 2030, pero no publicó un plan específico sobre cómo lograr ese objetivo. 

Un paquete de infraestructura importante que invertiría en transporte y electricidad más limpios enfrenta un futuro incierto en el Congreso.

Es la primera vez que el IPCC desglosará sus hallazgos de la ciencia climática global por región. Eso es un gran problema porque el clima está cambiando de diferentes maneras según el lugar donde se viva. 

Por ejemplo, el Ártico se está calentando dos veces más rápido que el resto de la Tierra, y los niveles del mar están aumentando mucho más rápidamente en algunas áreas que en otras.

Pero muchos países no tienen los recursos para estudiar sistemáticamente cómo está cambiando el clima en su región o qué esperar en el futuro. 

Eso deja a los gobiernos en la oscuridad sobre la tasa de aumento local del nivel del mar, por ejemplo, o la probabilidad de sequías regionales o lluvias extremas. 

Sin información localizada, es imposible priorizar la infraestructura y las viviendas construidas para el clima del futuro.

El informe en gestación del IPCC incluye un capítulo sobre el cambio climático regional. También está lanzando un tablero regional interactivo en línea que permite a los legisladores elegir su región y ver las condiciones climáticas actuales y futuras.

Estados Unidos ya tiene acceso a datos localizados a través de la Evaluación Nacional del Clima, que el gobierno federal produce cada pocos años. 

Emisiones_de_gases.JPG

La próxima edición está programada para publicarse en 2023.

Una proyección del Environmental Defense Fund y Rhodium Group descubrió que cambiar la producción de electricidad a la energía solar y eólica, así como el cierre de las centrales eléctricas de carbón, podría producir recortes pronunciados para 2030.  Limitar las emisiones de automóviles, camiones y plantas industriales, como el acero y el cemento, toma más tiempo.

Escrito por
Buenos Aires, NA