| Última actualización: 20 de Octubre de 2022 - 17:55

La princesa Amalia, hija de la reina Máxima, fue amenazada de muerte por un grupo narco

La familia real de los Países Bajos tuvo que aislar a la heredera al trono en el palacio tras recibir amenazas contra su vida.

Por
Amalia de Orange fue amenazada por una banda narco europea. Amalia de Orange fue amenazada por una banda narco europea.

Máxima Zorreguieta, la reina consorte de los Países Bajos, declaró que su hija Amalia de Orange de 18 años debió dejar la residencia estudiantil en la ciudad de Ámsterdam y aislarse en el palacio real tras recibir amenazas de muerte. “No sale prácticamente de casa. Seguramente ha escuchado ciertos mensajes que están circulando”, reveló la reina.

Además de la princesa Amalia, quien está primera en la lista de sucesión al trono, el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, recibió amenazas. Ambos nombres se encuentran en la lista negra de la Mocro Mafia, una agrupación dedicada al narcotráfico en Países Bajos y Bélgica

Según el diario neerlandés De Telegraaf, el Servicio General de Inteligencia y Seguridad (AIVD) logró encriptar llamados telefónicos de la banda hace algunas semanas. Allí fue donde descubrieron que la heredera al trono y el primer ministro eran objetivos de los mismos.

“Los políticos están tristes y enojados de que esto haya llegado tan lejos en nuestro país. La realeza es uno de los símbolos más importantes que tenemos en nuestra sociedad, por lo que este grupo de crimen organizado lo que realmente quiere es amenazar y desafiar a las autoridades”, señaló Pieter Tops, académico de la Universidad de Tilburg, quien fue profesor de la Escuela de Policía.  

La hija de la reina Máxima fue amenazada de muerte por narcos

La organización que amenaza a las autoridades neerlandesas es la misma que disparó y asesinó al periodista Peter R. de Vries, quien llevaba décadas investigando al crimen organizado. Esta agrupación formada por holandeses, marroquíes y antillanos realizan intentos de asesinato, secuestros y decapitaciones. Además realizan sobornos a funcionarios del gobierno y disparos improvisados contra víctimas, sus abogados o testigos.

LEÉ: Estupor en los Países Bajos por el ataque mafioso a un célebre periodista de investigación

El único detenido tras el crimen de Vries fue el líder de la banda, Ridouan Taghi. "Se sospecha que él será condenado por un largo período de tiempo. Las probabilidades son bastantes altas. Pero, a pesar de ello, él sigue al mando y se cree que está completamente radicalizado, ya que, en su mente, piensa que no tiene nada que perder. Y por eso tiene una ofensiva tan violenta en contra de las autoridades del país", agregó Tops.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina