Publicado el 20 de Junio de 2022 - 11:40 | Última actualización: 20 de Junio de 2022 - 13:26

La esposa de Julian Assange alertó que la salud de su marido se deterioró en prisión

Stella Morris recordó que su esposo había sufrido un "mini-ictus" el pasado mes de octubre.

Julian Assange, fundador de Wikileaks. Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Stella Morris, esposa del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, declaró este lunes que la salud de su marido se deterioró considerablemente en la prisión londinense de Belmarsh.

"Es un ambiente desagradable y deterioraría la salud de cualquiera, pero él ya estaba en una situación de mala salud cuando entró en prisión", indicó Stella Assange, citada por PA Media.  Asimismo, recordó -en una entrevista con el canal australiano ABC- que su esposo había sufrido un "mini-ictus" el pasado mes de octubre.

LEE: El Gobierno británico aprobó la extradición de Assange a los Estados Unidos

"Nos preocupa enormemente que en cualquier momento tenga un episodio muy grave de salud en la prisión de Belmarsh, sin que pueda recibir tratamiento de emergencia, porque esa es la naturaleza de las prisiones, básicamente", agregó.  El Gobierno británico aprobó el pasado viernes la extradición a los Estados Unidos de Julian Assange, quien tiene 14 días para apelar.

Por su parte, WikiLeaks declaró en su cuenta de Twitter que se trata de "un día oscuro para la libertad de prensa y para la democracia británica" y agregó que "cualquiera en este país que se preocupe por la libertad de expresión debería estar profundamente avergonzado de que la ministra del Interior haya aprobado la extradición de Julian Assange a EE.UU.".

LEE: Cristina lamentó la extradición de Assange a EEUU: "Marca un precedente alarmante para el periodismo de investigación"

Assange, de 50 años, está acusado en los Estados Unidos por la publicación de cientos de miles de páginas de documentos militares secretos y de cables diplomáticos confidenciales sobre las actividades del país norteamericano en las guerras de Irak y de Afganistán, que fueron difundidos por su portal de filtraciones WikiLeaks. Los cargos que allí se le imputan conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión.

En la Argentina, la vicepresidenta Cristina Kirchner manifestó su oposición a las medidas judiciales contra Assange, quien también recibió respaldos de los partidos del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), MST y PTS. Mientras que en el exterior se expresaron recientemente en respaldo de Assange por ejemplo, Jean-Luc Mélenchon, líder de la izquierda en Francia y Luiz Inácio "Lula" Da Silva en Brasil.

Caso Assange muestra "libertad de prensa" hipócrita de EEUU y Reino Unido: Portavoz

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo este lunes que lo que le ocurre al fundador de Wikileaks, Julian Assange, refleja la hipocresía del llamado mantenimiento de la libertad de prensa por parte de los Estados Unidos y el Reino Unido.

El portavoz Wang Wenbin formuló las declaraciones en su conferencia de prensa diaria después de que el Gobierno británico aprobara el viernes la extradición de Assange hacia los Estados Unidos, donde podría enfrentar una pena de hasta 175 años de prisión por cargos criminales.

"Wikileaks publicó grandes cantidades de documentos sobre guerras lanzadas por Estados Unidos en Afganistán e Irak y reveló hechos acerca de operaciones de ciberataques de la CIA (Agencia Central de Inteligencia estadounidense)", mencionó Wang, e indicó que por esta razón, el Gobierno de los Estados Unidos urdió infinidad de cargos por más de una década para continuar reprimiendo a Assange y tratar de arrestarlo.

El vocero dijo que Reino Unido no escatimó ningún esfuerzo para cooperar con los Estados Unidos en el arresto y la extradición de Assange y procesó el caso a máxima velocidad, lo cual demuestra por completo la fidelidad de aquel país en su relación especial con la nación norteamericana.

Añadió que ello subraya el hecho de que los Estados Unidos y el Reino Unido trabajaron mano a mano para ejercer represión transnacional contra personas determinadas.

"El caso de Assange es como un espejo, donde se refleja la hipocresía de Estados Unidos y de Reino Unido sobre la 'libertad de prensa'", afirmó Wang.

Señaló que "las personas son libres de denunciar a otros países pero están sujetas a severos castigos si denuncian a los Estados Unidos, el Reino Unido y sus aliados; las personas son tratadas como héroes si denuncian a otros países o como criminales si ponen en evidencia a los Estados Unidos, Reino Unido y sus socios; en otros países, hacer responsables a los medios de comunicación representa `persecución política`, mientras que en los Estados Unidos y el Reino Unido, restringir a los medios es `actuar de acuerdo con la ley`".

"Todos los ojos están puestos en las condiciones de los derechos humanos de Assange y en lo que podría ser de él. Esperemos y creamos que al final del día, prevalecerá la equidad y la justicia. La hegemonía y el abuso de poder ciertamente no durarán para siempre", expresó el portavoz.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina