| Última actualización: 02 de Octubre de 2022 - 17:32

Golpe de Estado militar en Burkina Faso

El líder de la rebelión, Ibrahim Traeron, dijo que la situación está bajo control tras forzar la salida del mandatario Damiba. La ONU condenó la toma del poder por las armas.

Por
Ibrahim Traore, capitán del ejército de Burkina Faso, anuncia la disolución del gobierno y la destitución de Paul-Henri Damiba del cargo de presidente. Ibrahim Traore, capitán del ejército de Burkina Faso, anuncia la disolución del gobierno y la destitución de Paul-Henri Damiba del cargo de presidente.

El autoproclamado líder militar de Burkina Faso, el capitán Ibrahim Traore, aseguró este domingo que la situación está bajo control después de que anunciara la destitución del presidente, el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, el viernes por la noche.

"Nos gustaría informar a la población que la situación está bajo control y que las cosas están volviendo gradualmente al orden", dijo Traore en la televisión pública RTB.

Exhortó a la población a retomar libremente sus actividades y abstenerse de cualquier acto de violencia y vandalismo, especialmente aquellos que atacaron la embajada francesa y la base militar francesa, que supuestamente había albergado al presidente Paul-Henri Damiba, quien estaba planeando una contraofensiva. Francia negó que la base hubiera albergado a Damiba después de su destitución el viernes.

LEÉ: Incertidumbre en Burkina Faso por un intento de golpe de Estado: militares detuvieron al presidente Kabore

El sábado por la noche, en un mensaje en la página de Facebook de la Presidencia, Damiba pidió al capitán Traore entrar en razón con el fin de evitar una guerra fratricida. No obstante, sigue sin conocerse el paradero de Damiba.

El viernes por la mañana se escucharon disparos en Uagadugú, capital de Burkina Faso, y el acceso al palacio presidencial, la televisión pública y ciertos puntos estratégicos en la ciudad fue impedido por soldados. El capitán Ibrahim Traore anunció horas más tarde, la noche del viernes, que el presidente Damiba del país fue destituido.

Golpe de Estado militar en Burkina Faso

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, condenó el viernes la reciente violencia en el país africano occidental y pidió a las fuerzas armadas burkinesas abstenerse inmediata y totalmente de cualesquier actos de violencia o amenazas a la población civil, libertades civiles y derechos humanos, y garantizar el cumplimiento estricto del plazo electoral para el restablecimiento del orden constitucional a más tardar el 1 de julio de 2024.

El secretario general de la ONU, António Guterres, también expresó el sábado una gran preocupación por la situación en Burkina Faso después de un golpe que derrocó al presidente Paul-Henri Sandaogo Damiba.

El secretario general "condena enérgicamente cualquier intento de tomar el poder por medio de la fuerza de las armas y pide a todos los actores abstenerse de la violencia y buscar el diálogo", dijo Stephane Dujarric, portavoz de Gueterres, en un comunicado.

El teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba llegó al poder después de que el ex presidente burkinés Roch Marc Christian Kabore fuera derrocado en un golpe el 24 de enero. Damiba prestó juramento como nuevo presidente del país africano el 16 de febrero.

Fuente: Xinhua

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina