Jueves, 18 Febrero 2021 16:42

España: tercer día de protestas por la detención del rapero Pablo Hasél

Las manifestaciones son principalmente en Barcelona y otros puntos de Cataluña. Para los días siguientes prevén protestas en otros puntos del país.

Protestas en Barcelona. Protestas en Barcelona. Foto: Nacho Doce / Reuters

Otra jornada de protestas y desmanes callejeros se registró hoy en España, por tercer día consecutivo, especialmente en la ciudad de Barcelona, después de la detención del rapero Pablo Hasél, acusado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona de ese país.

Los manifestantes comenzaron a concentrarse a las 19:00 (hora de España) en la céntrica plaza de Tetúan, en Barcelona, donde una banda de músicos y raperos interpretó varias canciones exigiendo la liberación de Hasél.
  
Allí, los seguidores del rapero encarcelado entonaron al unísono el grito de "Libertad, Pablo Hasél" y "Cataluña, antifascista", según reportaron medios de prensa españoles.
  
"Es mucho más que Pablo Hasél, es la chica a la que le quitaron un ojo", explicó uno de los manifestantes que tomó el micrófono y que protestó en contra del accionar policial durante los dos días anteriores de protestas callejeras.
  
"Ser policía, vergüenza me daría", replicaron los demás.
  
El martes por la noche, una joven de 19 años perdió un ojo tras haber recibido el impacto de una bala de goma disparada por policías en el rostro.
  
Este jueves, la Audiencia de Lleida confirmó otra condena de dos años y medio para el rapero por amenazar a un testigo de un juicio contra unos guardias urbanos en esa ciudad española.
  
El tribunal confirmó la sentencia que condenó a Hasél por los delitos de obstrucción a la Justicia, amenazas y maltrato de obra, según se informó.
  
Quienes llevaron a cabo las protestas de este jueves también criticaron la cobertura de los medios españoles sobre el caso Hasél: "Prensa española, manipuladora", expresaron.
  
Incluso algunos manifestantes lanzaron piedras contra los cristales de la sede del diario El Periódico.
  
Hacia las 20:00 (hora local), algunos seguidores del rapero se encaminaron hacia el Departamento del Interior de la Generalitat de Cataluña, que estaba blindada por vallas instaladas por la Policía.
  
Un grupo de manifestantes se acercó al vallado, pero agentes antimotines lanzaron bombas de gases para disolver la concentración, lo que provocó que decenas de personas se alejasen de los alrededores del Departamento del Interior.
  
Mientras tanto, la plataforma Movimiento Antirrepresivo de Madrid, responsable de la convocatoria de las protestas de este miércoles en la capital de España, anunció también en su cuenta de Twitter otra serie de movilizaciones, motivadas en parte por las detenciones ya efectuadas, que en esa ciudad fueron 19 y que según este colectivo "no quedarán sin respuesta".
  
Para los días siguientes también prevén un activo calendario de manifestaciones en otros puntos del país.
  
Hacia la noche en Barcelona seguidores del rapero, cuyo verdadero nombre es Pablo Rivadulla Duró, de 32 años, quemaron contenedores y apedrearon automóviles estacionados.
  
En ese contexto, un integrante de la Policía de la Generalidad- Mozos de Escuadra resultó herido en la cabeza.
  
Según medios de prensa locales, al menos seis fueron detenidas por desórdenes públicos, todas ellas por arrojar objetos y por otros actos vandálicos.
  
En la calle Passeig de Sant Joan, en Barcelona, vecinos increparon a manifestantes que quemaban contenedores e intercambiaron insultos con ellos desde sus balcones.
  
En otras locales de España también se generaron protestas por la detención de Hasél, detenido hace dos días en la Universidad de Lleida para cumplir una pena de nueve meses de prisión que le impuso la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona por sus tuits y canciones.
  
La detención del rapero reavivó en España el debate sobre la libertad de expresión y el excesivo castigo de los denominados delitos de opinión.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA