Viernes, 19 Marzo 2021 09:06

En Brasil, el coronavirus ahora ataca a los jóvenes

El coronavirus, que inicialmente causó estragos en la población de edad avanzada del país limítrofe, empieza a atacar a generaciones más recientes, indican los medios internacionales. 

Los expertos atribuyen el aumento de hospitalizaciones de personas más jóvenes al poco acatamiento de las normas de distanciamiento social, contra las cuales predica el presidente Jair Bolsonaro Los expertos atribuyen el aumento de hospitalizaciones de personas más jóvenes al poco acatamiento de las normas de distanciamiento social, contra las cuales predica el presidente Jair Bolsonaro NA-Carolina Antunes/PR

El coronavirus, que inicialmente causó estragos en la población de edad avanzada del Brasil, empieza a ensañarse con los más jóvenes, alertan los medios internacionales.

En la colmada unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Emilio Ribas, de Sao Paulo, conviven personas de entre 56 y 26 años en pésimas condiciones de salud, reportan.

"Parece una situación frecuente en todas las UCI de Brasil", indica un médico entrevistado para conocer la problemática. 

Y esa parece que es la principal diferencia de esta segunda ola de una pandemia que desde febrero de 2020 ya ha dejado más de 287.000 muertos y contagiado a casi 12 millones de personas, balances que solo han sido superados por los Estados Unidos.

La variante surgida en la región amazónica es más contagiosa. Esta semana, Brasil llegó por primera vez a más de 2.000 muertos diarios en promedio de siete días.

El Emilio Ribas amplió de 12 a 60 las camas de cuidados intensivos pero aun así, está con 100% de ocupación, indica el sitio France24.com

Las muertes de brasileños de 30 a 59 años empezaron a aumentar en diciembre y en casi tres meses pasaron de 20% a casi 27% del total.

Concomitantemente, los decesos de los mayores de 60 años, que a fines de 2020 rondaban el 78%, en marzo han caído a 71%, según datos estadísticos del ministerio de Salud.

"La mitad de los pacientes internados en nuestras enfermerías tiene menos de 60 años", apunta Luiz Carlos Pereira Junior, director del Hospital Emilio Ribas. Hace un año eran un 35%.

Los expertos atribuyen el aumento de hospitalizaciones de personas más jóvenes al poco acatamiento de las normas de distanciamiento social, contra las cuales predica el propio presidente Jair Bolsonaro.

El mandatario de ultraderecha alienta aglomeraciones de partidarios, desdeña el uso de máscaras y critica a los gobernadores que imponen restricciones a las actividades económicas.

En las calles de todo el país es frecuente ver personas sin máscara y transportes públicos atiborrados. Diariamente hay partes de operaciones policiales contra fiestas y bares clandestinos.

La baja de casos y decesos de personas de más de 60 años puede atribuirse en parte al impacto de dos meses de campaña de vacunación, pese a sus retardos e interrupciones, centrada en las personas de mayor edad y en otros grupos prioritarios.

"En algunos estados, la vacunación de los mayores de 75 años ya terminó. Además, los más viejos generalmente están más encerrados que los jóvenes, que circulan más", señaló Walter Ramalho, epidemiólogo de la Universidad de Brasilia, al portal Poder 360.

Brasil, un país de 212 millones de habitantes, enfrenta el "mayor colapso sanitario y hospitalario" de su historia, según la Fundación Fiocruz. De los 27 estados, 25 tienen una ocupación igual o superior al 80% en las UCI. La internación de una población más joven aumenta la presión.

Sao Paulo, por ejemplo, registró el jueves la primera muerte por falta de un cupo en una UCI. La víctima: un hombre de 22 años.

 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA