Lunes, 22 Febrero 2021 12:37

Siete personas murieron al estallar una mina en Níger

Las víctimas fatales son comisionados electorales. Ocurrió cerca de la frontera con Mali cuando iban a dejar las urnas a la población de Dragol para la segunda vuelta de los comicios presidenciales de este domingo 21 de febrero.

Siete personas murieron al estallar una mina en Níger

Siete comisionados electorales murieron en Níger al estallar una mina antipersona en medio de las elecciones presidenciales.

El hecho ocurrió a 80 kilómetros de la frontera con Mali, cuando los trabajadores electorales iban a dejar las urnas a la población de Dragol para la segunda vuelta de los comicios presidenciales de este domingo 21 de febrero.

El país elige entre el oficialista Mohamed Bazoum y el ex presidente opositor Mahamane Ousmane y los resultados podrían conocerse en una semana. 

La primera transición democrática que hay en Níger en más de 60 años ocurre en medio de la violencia.

Un vehículo de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI, por sus siglas en francés) tocó una mina antipersona en su recorrido por la población rural de Dargol, en la sureña región de Tillaberi. 

El vehículo transportaba “las urnas y a los integrantes de la mesa de votación”, explicó Harouna Mounkaila, vicepresidente de la rama local de CENI.

Otros tres trabajadores electorales resultaron gravemente heridos por la explosión, según consigna el sitio France24.com 

Dargol está a 80 kilómetros de la llamada triple frontera, donde Níger limita con Burkina Faso y Mali.

En esa zona ya ha habido ataques en medio de las elecciones.

El hecho más notorio ocurrió el 2 de enero, el mismo día en el que anunciaron los resultados de la primera vuelta electoral.

En la peor matanza que se recuerda en el país, por lo menos 70 personas fueron asesinadas en la aldea de Tchombangou y otras 30 en Zaroumdareye, según los cálculos del primer ministro de Níger, Brigi Rafini.

Ambos lugares quedan cerca de la frontera. 

A pesar de la violencia, estas elecciones son históricas para Níger, pues por primera vez un gobernante termina su mandato por los procedimientos legales.

Mahamadou Issoufou completó dos períodos consecutivos en el poder, de cinco años cada uno.

Fue elegido presidente en 2011, un año después del más reciente golpe de Estado que ha habido en la nación africana. 

Su decisión de respetar la Constitución marca la historia del país, pues allana el camino para la primera transferencia pacífica y democrática del poder en Níger y rompe con los cuatro golpes de Estado que ha habido en el país desde la independencia de Francia en 1960.

Aunque su movimiento político, el Partido para la Democracia y el Socialismo (PNDS-Tarayya), aspira a continuar en el poder. 

De hecho, el candidato oficialista, Mohamed Bazoum, fue el más votado de los 30 aspirantes que se presentaron a los comicios el pasado 27 de diciembre.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA