Publicado el Sábado, 30 Abril 2022 13:04

El Servicio de Seguridad de Ucrania visita "traidores pro rusos" a domicilio y los arresta

Unas 400 personas terminaron detenidas en la región de Járkiv bajo las leyes anti-colaboración promulgadas rápidamente por el parlamento de Ucrania y firmadas por el presidente, Volodímir Zelenski.

Arrestos Arrestos NA-Libertad Digital

Ucrania defiendió hasta ahora con uñas y dientes su territorio pero a la vez se purgó de lo que su Gobierno considera "traidores pro rusos" a los que arrestó en los últimos días después de las visitas a domicilio efectuadas por el Servicio de Seguridad (SBU), las que fueron constatadas en el terreno por la prensa internacional. 

Unas 400 personas terminaron detenidas en la región de Járkiv bajo las leyes anti-colaboración promulgadas rápidamente por el parlamento de Ucrania y firmadas por el presidente, Volodímir Zelenski.

Los infractores enfrentan hasta 15 años de prisión por colaborar con las fuerzas rusas, negar públicamente la agresión rusa o apoyar a Moscú y cualquier persona cuyas acciones resulten en muertes podría enfrentar cadena perpetua.

“La rendición de cuentas por la colaboración es inevitable, y si sucederá mañana o pasado mañana es otra cuestión. Lo más importante es que inevitablemente se hará justicia”, advirtió Zelenski.

El presidente cuenta con un amplio apoyo, incluso entre muchos hablantes de ruso, pero no todos los ucranianos se oponen a la invasión, ya que en la región industrial del Donbás, al este, están activos los separatistas respaldados por Moscú.

Allí está el germen de esta guerra porque fue comprobado que las fuerzas del gobierno ucraniano mataron a más de 14.000 personas incluso antes de la invasión de este año, como lo reclama permanentemente Rusia y en las últimas horas lo admitió un cable de la agencia Associated Press, cuyo equipo acompañó al SBU y documentó las detenciones de ucranianos que están considerados "traidores pro rusos".

¿Quiénes apoyan a Rusia?

Se trata de algunos empresarios, funcionarios cívicos y estatales, o bien miembros del ejército que se han pasado al lado ruso.

Por ello, la Oficina Estatal de Investigaciones de Ucrania confirmó que se abrieron más de 200 casos penales "por colaboración". 

Zelenski despojó a dos generales de SBU de su rango, acusándolos de traición y, se recordará, hasta un miembro de la primera misión negociadora de Ucrania pagó con su vida el colaboracionismo.

Se está compilando un "registro de colaboradores" y se hará público, dijo de manera sucinta Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad de Ucrania

Bajo la ley marcial, las autoridades prohibieron 11 partidos políticos prorrusos, incluido el más grande que tenía 25 escaños en el parlamento de 450 miembros: la Plataforma de Oposición por la Vida, que fue fundada por Viktor Medvedchuk, un oligarca encarcelado con estrechos vínculos con Putin. 

¿Qué hacen los colaboracionistas?

Las autoridades informaron que activistas prorrusos en el sureste de Ucrania, escenario de combates activos, actuaron como observadores para dirigir los bombardeos.

Esas personas apoyan la invasión, piden la secesión y afirman que las fuerzas ucranianas están bombardeando sus propias ciudades, en línea con la propaganda rusa para justificar su proceder.

Las acusaciones de colaboración con el enemigo tienen una fuerte resonancia histórica en Ucrania, apuntó la AP ya que durante la Segunda Guerra Mundial, algunos en la región dieron la bienvenida e incluso cooperaron con las fuerzas invasoras de la Alemania nazi después de años de represión estalinista que incluyó el "Holodomor", una hambruna provocada por el hombre que se cree que mató a más de 3 millones de ucranianos. 

Durante años, las autoridades soviéticas mencionaron la cooperación de algunos nacionalistas ucranianos con los nazis como una razón para demonizar a los líderes democráticamente elegidos de Ucrania.

Los defensores de los derechos humanos saben de "docenas" de detenciones de activistas prorrusos solo en Kiev desde que se aprobaron las nuevas leyes, pero no está claro cuántos han sido atacados en todo el país, dijo Volodymyr Yavorskyy, coordinador del Centro para las Libertades Civiles. 

¿Y los Derechos Humanos?

“Las autoridades ucranianas están utilizando activamente la práctica de los países occidentales, en particular el Reino Unido, que impuso duras restricciones a las libertades cívicas en la guerra de Irlanda del Norte. Algunas de esas restricciones fueron consideradas injustificadas por los defensores de los derechos humanos, pero otras estaban justificadas cuando la vida de las personas estaba en peligro”, comentó Yavorskyy.

Una persona en Ucrania puede ser detenida hasta por 30 días sin una orden judicial, dijo, y la legislación antiterrorista bajo la ley marcial permite a las autoridades no informar a los abogados defensores sobre la prisión preventiva de sus clientes.

“En efecto, estas personas desaparecen y durante 30 días no hay acceso a ellas. En realidad, (las fuerzas del orden) tienen poderes para llevarse a cualquiera”, expresó.

El gobierno conoce las implicaciones de detener a personas por sus opiniones, incluido el riesgo de jugar con la línea de Moscú de que Kiev está reprimiendo a los hablantes de ruso. Pero en tiempos de guerra, dicen los funcionarios, la libertad de expresión es solo una parte de la ecuación.

“El debate sobre el equilibrio de la seguridad nacional y la garantía de la libertad de expresión es interminable”, dijo a la AP el ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

Ravina Shamdasani, vocera de la oficina de derechos humanos de la ONU, dijo que su agencia documentó “casos de arrestos y detenciones presuntamente realizados por las autoridades policiales ucranianas, que pueden involucrar elementos de violaciones de derechos humanos” y está haciendo un seguimiento con el gobierno ucraniano.

Dijo que su oficina está investigando ocho casos que "parecen ser desapariciones de personas consideradas 'prorrusas', y hemos documentado dos casos de homicidios ilegítimos de 'prorrusos'", junto con casos de vigilantismo, en los que las fuerzas del orden y otros castigan a los sospechosos de ser prorrusos.

Recientemente estuvo desaparecido por una semana el periodista chileno estadounidense Gonzalo Lira y su caso fue agitado principalmente por la prensa del país sudamericano y la de Rusia.

El horror de Bucha

Bucha

Bucha - Foto: NA-Ukrinform

En la ciudad de Bucha, ahora un símbolo de la violencia horrible en la guerra, el alcalde Anatoly Fedoruk reveló que los colaboradores dieron a las tropas invasoras los nombres y direcciones de activistas y funcionarios pro-ucranianos en la ciudad a las afueras de Kiev, con cientos de civiles muertos a tiros con sus armas, las manos atadas a la espalda o sus cuerpos quemados por las fuerzas rusas.

“Vi estas listas de ejecución, dictadas por los traidores; los rusos sabían de antemano a quién iban, en qué dirección y quién vive allí. Por supuesto, las autoridades ucranianas buscarán y castigarán a estas personas”, indicó Fedoruk, quien vio su propio nombre en una lista. 

En la ciudad portuaria sitiada de Mariúpol, las autoridades acusaron a los colaboradores de ayudar a los rusos a cortar la electricidad, el agua corriente, el gas y las comunicaciones en gran parte de la ciudad.

“Ahora entiendo perfectamente por qué los rusos estaban llevando a cabo ataques tan precisos y coordinados contra objetos de infraestructura crítica, conocían todos los lugares e incluso las horas en las que se suponía que debían partir los autobuses ucranianos que evacuaban a los refugiados”, dijo el alcalde Vadym Boychenko.

Los procedimientos

Videos documentales que logró grabar la AP muestran a las tropas dentro de los edificios cuando interpelan a los sospechosos y luego se los llevan detenidos, escenas dignas de la cinematografía bélica.

Incluso se puede apreciar cómo revisan los teléfonos móviles de sus víctimas y hallan la propaganda pro rusa, como por ejemplo glorificaciones al presidente de Rusia, Vladimir Putin, así como cartelería en la que equiparan a la bandera de Ucrania con la misma muerte.

Un arrestado -identificado con el seudónimo Víktor- admitió llorando ante los soldados fuertemente armados y las cámaras de la agencia norteamericana que fue el autor de las publicaciones pero dijo que ya se arrepintió, antes de marchar detenido. 

 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA
Última actualización: Sábado, 30 Abril 2022 14:22