Publicado el 30 de Junio de 2022 - 23:31 | Última actualización: 30 de Junio de 2022 - 23:44

El Salvador: condenan al líder de la Mara Salvatrucha a más de mil años de cárcel

Si bien el Código Penal establece que la pena máxima de permanencia en la cárcel es de 60 años, en esa república centroamericana hay una avance sobre los derechos procesales por decisión del presidente Bukele.

La Mara Salvatrucha, una de las más peligrosas de América Central. La Mara Salvatrucha, una de las más peligrosas de América Central.

El cabecilla de la Mara Salvatrucha fue condenado en El Salvador a 1.090 años de cárcel, en el marco de una guerra contra las pandillas declarada por el polémico presidente Nayib Bukele.

De acuerdo con la Fiscalía General salvadoreña, César Alfredo Romero Chávez, líder de la mara también conocida como MS-13, “es el responsable de 24 casos de homicidio agravado. Los cuerpos de las víctimas fueron enterrados en cementerios clandestinos”.

En el proceso judicial, que duró dos meses, también fueron condenados otros 93 miembros de la Mara Salvatrucha, por un total de 54 delitos graves, explicó la Fiscalía.

Entre las víctimas de Romero se encuentran dos policías y el hijo de un periodista. Todos los hechos ocurrieron entre 2016 y 2019.

A pesar de la elevada condena, el Código Penal de El Salvador establece que la pena máxima de permanencia en la cárcel es de 60 años.

El Congreso de El Salvador, controlado por aliados del presidente Bukele, extendió al menos hasta fines de julio un régimen de excepción, que permite detenciones sin orden judicial.

La medida se implementó a fines de marzo, como reacción a 87 asesinatos ocurridos durante un fin de semana, todos atribuidos a actividades de las pandillas.

El Parlamento también endureció las penas por pertenecer a estas organizaciones, principalmente la MS-13 y Barrio 18, dedicadas entre otras cosas al tráfico de drogas y extorsión.

Hasta antes de la arremetida del gobierno, estaban encarcelados unos 16 mil de sus miembros, pero con las detenciones de los últimos tres meses estarían tras las rejas 59 mil, un 84% de los 70 mil miembros que oficialmente se considera existen en el país.

La mayoría de los detenidos aún espera juicio, mientras organizaciones humanitarias e incluso el gobierno de Estados Unidos pidió a El Salvador respetar los derechos humanos.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina