| Última actualización:26 de Julio de 2022 - 12:30

El Incendio Oak de California se propaga sin control hacia Yosemite

El calor extremo y los bosques secos como yesca y la maleza favorecieron la propagación del fuego.

Un avión arroja retardante para las llamas en el condado de Mariposa, California Un avión arroja retardante para las llamas en el condado de Mariposa, California NA-REUTERS/Carlos Barria

Los bomberos desplegaron aviones cisterna, excavadoras y equipos manuales para luchar contra un incendio forestal que se propagó con gran velocidad al oeste del Parque Nacional de Yosemite y que, de forma repentina e imprevisible, se convirtió en uno de los mayores siniestros de su tipo del año, obligando a miles de evacuaciones.

Impulsado por el calor extremo y los bosques secos como yesca y la maleza, el incendio Oak que comenzó el viernes se cerró a media milla (0,8 km) de la ciudad de Mariposa Pines, pero aún estaba a más de 10 millas (16 km) de Yosemite, famoso por sus secuoyas gigantes y antiguas.

Al anochecer del domingo, el incendio había consumido 6.314 hectáreas, más de la mitad del tamaño de París, y estaba contenido en un 0%, según el Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

Diez estructuras fueron destruidas y otras cinco resultaron dañadas, según informó la agencia Reuters.

Alrededor de 3.800 personas estaban bajo órdenes de evacuación, dijo el alguacil del condado de Mariposa, Jeremy Briese, en una sesión informativa pública en un auditorio abarrotado de la ciudad que lleva el mismo nombre.

Los funcionarios de Cal Fire dijeron que tenían equipos robustos de extinción de incendios en la escena desde el principio, pero el fuego progresó de manera atípica y superó sus mejores esfuerzos.

Las llamas se movían hacia el este hacia la sierra, hacia la ciudad de Mariposa Pines y en dirección a Yosemite, dijo Justin Macomb, jefe de la sección de operaciones de Cal Fire, a la reunión pública.

“El fuego nos desbordó rápidamente. Ni siquiera pudimos atacarlo con los recursos que teníamos a mano. En mi carrera, no he visto un comportamiento de fuego como ese", expresó el jerárquico, mientras que la causa del incendio continuaba bajo investigación.

Yosemite, aproximadamente a una hora en automóvil desde el condado de Mariposa, alberga algunas de las secuoyas más grandes y antiguas del mundo.

Esos árboles habían sido amenazados por otro incendio forestal a principios de este mes, pero los bomberos lograron salvarlos.

Más de dos décadas de sequía y aumento de las temperaturas conspiraron para hacer que California sea más vulnerable que nunca a los incendios forestales, con los dos años más devastadores registrados en 2020 y 2021, cuando se quemaron más de 6,8 millones de acres (2,75 millones de hectáreas), un área mayor que el tamaño de Ruanda.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina