Publicado el 02 de Junio de 2022 - 00:12 | Última actualización: 02 de Junio de 2022 - 00:22

El hombre que intentó matar a Ronald Reagan será liberado tras 41 años

La Justicia estadounidense le concedió la libertad condicional a John Hinckley, quien pasó los últimos seis años con arresto domiciliario. No había sido condenado por su condición psicológica.

El momento del ataque que conmocionó a los Estados Unidos. El momento del ataque que conmocionó a los Estados Unidos.

Un juez de los Estados Unidos concedió la libertad incondicional el miércoles a John Hinckley, el hombre que intentó asesinar al expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan en 1981.

La corte dictaminó que tras varias décadas de tratamiento y de revisiones psiquiátricas, Hinckley ya no es una amenaza y las condiciones que le fueron impuestas tras su liberación serán retiradas el 15 de junio.

Hinckley, de 67 años, disparó a Reagan y a otras tres personas con un revolver afuera de un hotel de Washington el 30 de marzo de 1981, alegando que lo hizo porque quería impresionar a la actriz Jodie Foster, con la que se obsesionó después de ver el filme Taxi Driver.

AP_john_hinckley_jr_01_jef_150423_16x9_992.jpg

Las cuatro víctimas del atentado sobrevivieron, aunque el secretario de prensa de Reagan James Brady quedó parcialmente paralizado y en silla de ruedas.

En el juicio en 1982, Hinckley fue encontrado no culpable con base en su condición psicológica y enviado al hospital St. Elizabeths, una institución psiquiátrica en Washington donde estuvo 34 años.

En septiembre de 2016 fue liberado pero obligado a vivir con su madre anciana en una comunidad cerrada en Williamsburg, Virginia, bajo una larga lista de restricciones, que incluían controlar sus movimientos y monitorear sus dispositivos electrónicos y cuentas en línea.

También le fue prohibido contactar a Foster o viajar a cualquier área donde un actual o antiguo presidente, vicepresidente o miembro del Congreso pudiera estar presente.

Tampoco podía hablar con los medios de comunicación o publicar un escrito o un souvenir en internet, o mostrarlos en persona sin autorización.

Un informe del gobierno sobre Hinckley presentado en el tribunal el 19 de mayo decía que su estado mental "permanecía estable" y que su enfermedad psiquiátrica había estado en "completa y sostenida remisión por décadas".

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina