| Última actualización:12 de Agosto de 2022 - 20:34

El Gobierno británico declaró el estado de sequía y podría haber restricciones de agua potable

La falta de lluvias en medio de una ola de calor acuciante en Europa provoca una grave situación. Francia también se ve afectada.

Una imagen del Támesis preocupante. Una imagen del Támesis preocupante.

El Gobierno británico declaró este viernes oficialmente el estado de sequía en algunas zonas del suroeste, sur, centro y este de Inglaterra, ante la ausencia de lluvias y un prolongado periodo de altas temperaturas.

Con este anuncio, hecho por el Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, las compañías suministradoras de agua potable pueden empezar a imponer restricciones sobre el uso del agua a fin de conservar reservas.

La Oficina de Meteorología (Met, en inglés) declaró ayer alerta de calor extremo en Inglaterra y Gales, por la segunda ola de calor, que se espera se prolongue hasta este domingo. 

LEER MÁS: Julio fue uno de los meses más calurosos jamás registrados, según la ONU

Por el momento no se espera ningún respiro: la agencia meteorológica británica emitió recientemente una alerta naranja por el calor para el sur de Inglaterra y el este del país de Gales entre jueves 10 y domingo 13, con temperaturas que llegarán hasta los 35 y 36 ºC.

Ante esto, las autoridades locales multiplican los pedidos a los residentes para ahorrar agua.

Este verano, las condiciones son tan devastadoras, que el Támesis solo comienza más de 8 kilómetros aguas abajo de su punto de partida oficial.

La sequía también afecta a Francia


El área metropolitana de Francia atraviesa una sequía histórica, signo del cambio climático. En julio solo cayeron 9,7 milímetros de lluvia, un déficit de precipitaciones de en torno el 84% respecto a lo normal del periodo 1991-2020, según la previsión de Météo-France.

"Descubrimos que este agua, que creíamos inagotable, es escasa. Se va a hacer más y más escasa en ciertos periodos del año y va a haber que compartirla, dijo Thierry Burlot, presidente del Comité de la cuenca del Loira-Bretaña, entrevistado en la radio France Culture.

Actualmente, todos los departamentos metropolitanos de Francia se encuentran en vigilancia por sequía, con 22 departamentos en alerta reforzada y 68 en crisis. En este nivel de alerta más elevado, está prohibida el riego de césped, los vehículos o incluso los cultivos, así como el llenado de piscinas. Estas restricciones son válidas para todos- particulares, agricultores e industriales. 

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina