Lunes, 01 Noviembre 2021 09:12

Día de los Muertos: miles de personas disfrutaron de un impresionante desfile en México

Una manifestación popular cargada de simbolismo histórico.

Desfile en México Desfile en México NA-Xinhua/Dan Tian

Miles de mujeres, niños, jóvenes, hombres y hasta adultos, se mostraron por las calles principales de la zona centro de la Ciudad de México disfrutando un impresionante Desfile Internacional del Día de Muertos, en el que no podían faltar los alebrijes, la música, danza y por supuesto los carros alegóricos y marionetas (calacas) gigantes, llevados a cabo por personajes alusivos a la festividad.

El recorrido, de casi nueve kilómetros arrancó desde temprana hora desde la representativa plancha del Zócalo. De acuerdo con el gobierno de la entidad de la Ciudad de México, asistió el millón de personas sin que se reportaran incidentes mayores.

Por calles como Avenida 5 de Mayo, Avenida Juárez, pasando por toda la representativa avenida Paseo de Reforma, hasta llegar a la exclusiva colonia de Polanco, donde culminó el desfile, aguardaban familias enteras, grupos de jóvenes, y hasta turistas nacionales y extranjeros, así como algunos diplomáticos acreditados en el país, para esperar del otro lado de las vallas a ver alguno de los enormes carros alegóricos o danzantes prehispánicos.

En el desfile no faltó el de los recién casados, en donde representan a la calaca vestida de novia y su pareja así como tampoco las calacas vestidas de trajes típicos y de charros mexicanos.

Las autoridades locales dijeron que este desfile representa un homenaje y está dedicado a las personas que fallecieron por COVID-19 y la temática giró en función de cuatro ejes: Tenochtitlán, Magia y Tradición, Celebrando la Vida (dedicado a aquellos que perdieron la vida debido al nuevo coronavirus COVID-19) y Ciudad de México hoy, de acuerdo con sus organizadores.

El culto a los muertos en México desde la época prehispánica, se mantiene viva en México y la manifestación principal es rendir tributo a los seres queridos desaparecidos de este mundo, mediante el ofrecimiento de ofrendas en altares y rituales llenos de misticismo.

Los días 1 y 2 de noviembre se honra en el país a Todos Los Santos y Los Fieles Difuntos, respectivamente, con ceremonias, música y principalmente ofrendas montados tanto en los hogares, escuelas, panteones y hasta en museos, en las que el color naranja predomina por el tradicional cempasúchil, la principal flor de adorno para los muertos.

Los orígenes de esta celebración en México son anteriores a la llegada de los españoles, ya que hay registro de ello en las culturas mexica, maya, purépecha y totonaca, de acuerdo con los historiadores. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) declaró el 7 de noviembre de 2003 a esta festividad mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA