Martes, 16 Noviembre 2021 18:48

Atentado en Liverpool: hablaron los familiares del conductor del taxi donde explotó la bomba

Sucedió el domingo cuando David Perry se encontraba conduciendo su taxi y un pasajero, presunto terrorista, manipuló una bomba casera.

Atentado en Liverpool: hablaron los familiares del conductor del taxi donde explotó la bomba

Era un domingo normal. David Perry recogió a un pasajero y de un momento a otro vio como aquella persona, posible terrorista suicida, manipuló una bomba casera. Se especula que el taxista se arrojó del taxi y encerró al pasajero, permitiendo así que él sobreviviera, mientras que la persona falleció en el acto, mientras que otra de las hipótesis es que la protección contra el covid fue lo que le salvó la vida.

Muchos lo consideran héroe, pero él sigue sin comprender lo que sucedió. Su esposa Rachel dijo en un mensaje en redes sociales que él está bien, pero muy dolorido: “Está tratando de asimilar lo que ha pasado. Hay muchos rumores sobre que es un héroe... pero la verdad es que, sin duda, tiene suerte de estar vivo. La explosión ocurrió mientras él estaba en el coche y cómo consiguió escapar es un auténtico milagro. Sin duda, tenía unos ángeles de la guarda que le cuidaban”.

David fue hospitalizado y atendido por algunas quemaduras, heridas de metralla en la espalda y lesiones en su oreja izquierda.

El hecho que sucedió en Liverpool consternó a toda la localidad. En estos momentos la policía británica sigue con la investigación y liberó a los cuatro sospechosos que fueron detenidos por posible encubrimiento. Emad Al Swealmeen, 32 años y de origen sirio, sería la persona que detonó la bomba y murió en el acto.

Gracias a Dios está de una pieza. Tiene algunas heridas en la oreja izquierda y el tímpano perforado. Han tenido que coserle la parte posterior de la oreja y el lóbulo de la misma, que se ha desprendido”, comentó Michael Sultan, tío del taxista.

Sobre la investigación y el momento de la explosión, agregó que David sólo estaba tomando un viaje hacia el hospital: “Dijo que estaba más o menos semiinconsciente después de la explosión. Su instinto fue salir del coche”.

Según manifestó Michael, la esposa de David se enteró de la noticia por redes sociales, ya que reconoció la patente del vehículo en cuestión. Minutos después la policía tocó su puerta y ella entró en crisis “Oh no, por favor” no paraba de repetir. Recién pudo tranquilizarse cuando los oficiales le indicaron que su marido se encontraba sano y salvo.

Uno de los amigos de Perry también comentó que el conductor vio el momento en el que Emad manipulaba un artefacto y luego vino la explosión.

Escrito por
Buenos Aires, NA