Viernes, 28 Mayo 2021 09:20

Alemania reconoce que perpetró un genocidio en Namibia

El crimen corresponde al accionar del Imperio germano, a comienzos del siglo XX. Hubo reclamo y negociación. El país africano será indemnizado.

Nativas de Namibia Nativas de Namibia Archivo AFP-NA

Tras seis años de negociación, Namibia llegó alcanzó un acuerdo con Alemania por la masacre a miles de personas de las etnias Herero y Nama, por parte del ejército del Imperio alemán, a principios del siglo pasado.

El país europeo acordó con la nación africana reconocer el suceso ocurrido en la época colonial, a principios de siglo XX, como un genocidio, precisa el sitio France24.com

Así, Alemania ofreció una disculpa pública, además de una compensación para financiar proyectos de infraestructura, atención médica y capacitación, por un monto de 1.100 millones de euros, durante 30 años.

Miles de Herero y Nama fueron asesinados por las fuerzas coloniales alemanas entre 1904 y 1908, después de que las tribus se rebelaron contra el dominio alemán de la colonia, entonces llamada África del Sudoeste Alemana. 

Historiadores señalan que los sobrevivientes fueron conducidos al desierto, donde muchos terminaron en campos de concentración para ser utilizados como mano de obra esclava.

Las estimaciones de las muertes de las etnias indican que 65.000 de los 80.000 Herero que vivían en el África sudoccidental alemana, así como 10.000 de un estimado de 20.000 Namas, murieron durante aquel período.

Muchos perdieron la vida debido a las bajas temperaturas, una mala nutrición y agotamiento extremo.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, fue el encargado de dar la cara por su país. "A la luz de la responsabilidad histórica y moral de Alemania, pediremos perdón a Namibia y a los descendientes de las víctimas", afirmó.

Aregó: "El reconocimiento de la culpa y la petición de perdón es un paso importante".

Sin embargo, reconoció que una reconciliación verdadera "no se puede decretar".

Lo que sí enfatizó el Ministro es que el objetivo principal, de este acuerdo con Namibia, era encontrar un "camino común" hacia una "verdadera reconciliación en la memoria de las víctimas".

Por ello, el primer paso fue poner la palabra "genocidio".

Mass también expresó en un comunicado que se siente satisfecho con la negociación.

"Estoy contento y agradecido de que haya sido posible lograr un entendimiento con Namibia sobre el capítulo más oscuro de nuestra historia común", sostuvo.

Pese a la actitud de reconciliación de Alemania, el jefe supremo de Herero, Vekuii Rukoro, rechazó la resolución de indemnización como “insultante”, porque no incluía el pago de desagravios.

"Eso es un gato negro en la bolsa, en lugar de compensaciones por un crimen de lesa humanidad", dijo Rukoro a una agencia,  refiriéndose al compromiso alemán de financiar 1.100 millones de euros para proyectos de reconstrucción y desarrollo en Namibia.

"Ningún africano que se respete a sí mismo aceptará tal insulto en estos tiempos de una nación europea llamada civilizada", expresó.

Namibia fue gobernada por Alemania desde 1884 hasta la Primera Guerra Mundial. En 1920 el territorio quedó bajo administración sudafricana, y finalmente en 1990 obtuvo la independencia.

El gobierno alemán ha reconocido previamente la "responsabilidad moral" por los asesinatos. En 2015, comenzaron las negociaciones formales con el gobierno de Namibia sobre los reclamos.

En 2018, el país europeo le devolvió a Namibia cráneos y otros restos de los miembros de las tribus masacradas que fueron utilizados en los experimentos de la era colonial para afirmar la teoría de  la superioridad racial europea.

Escrito por
Buenos Aires, NA