Jueves, 25 Marzo 2021 08:13

Aislamiento alemán: marcha, contramarcha y pedido de disculpas

El anuncio de un refuerzo del confinamiento para Semana Santa y su posterior corrección derivó en lo que medios internacionales llaman "lluvia de críticas" a Merkel.

Ángela Merkel Ángela Merkel Archivo AFP-NA

Alemania anunció medidas que iban a reforzar el aislamiento durante Semana Santa, luego retrocedió en la iniciativa y la canciller Ángela Merkel paga el costo político, informa la prensa internacional.  

Las críticas comenzaron apenas se anunció la primera intención, que era reforzar el distanciamiento de las personas durante la fecha religiosa que se avecina en el calendario.

Merkel no fue la "dama de hierro" frente a las primeras críticas y dio marcha atrás, indica la información del sitio France24.com

La medida que se eliminará es el denominado “descanso de Pascuas”, que sumaba el Jueves Santo como día de descanso, con el cierre de comercios, supermercados, farmacias, y el Sábado Santo, con el cierre de comercios, excepto los supermercados y farmacias.

Incluso la actitud de la canciller fue de debilidad en su reacción.

“Pido perdón a las ciudadanas y ciudadanos”, dijo Merkel durante una sesión en el Bundestag y reconoció su “error” por haber contribuido a aumentar la incertidumbre entre los alemanes.

Según medios locales, la idea de un endurecimiento de las medidas por cinco días durante la Semana Santa fue pensada por Merkel “con las mejores intenciones” con el fin de “desacelerar y revertir la tercera ola de la pandemia”.

Tras haber lanzado la idea, la líder alemana dio marcha atrás, según se dijo, porque se dio cuenta que no se podía hacer “en un lapso corto”.

Luego de la cancelación de la medida, surgieron muchas más críticas en redes sociales respecto a la gestión de la pandemia por parte de Merkel.

“La canciller ya no puede estar segura del apoyo unánime de su coalición. La cuestión de confianza sería aconsejable con el fin de evaluar la capacidad de acción del Gobierno de la señora Merkel”, dijo el líder de los liberales Christian Lindner a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, varios gremios y organizaciones profesionales criticaron los cierres de comercios con la latente crisis económica que ha deteriorado varios sectores, pues cerca de 120.000 tiendas en el país ya están amenazadas de cerrar definitivamente.

Escrito por
Buenos Aires, NA