| Última actualización: 03 de Octubre de 2022 - 11:52

Un fotógrafo fue brutalmente golpeado por custodios de Margot Robbie y Cara Delevingne en La Boca

Se trata de Pedro Alberto Orquera, quien recibió una golpiza por intentar fotografiar a ambas mujeres en un restaurante de ese barrio porteño.

Por
El fotógrafo sufrió varias heridas y fue hospitalizado. El fotógrafo sufrió varias heridas y fue hospitalizado. Foto NA: Redes sociales

Un fotógrafo fue agredido brutalmente por los guardaespaldas de la actriz Margot Robbie y la modelo Cara Delevingne cuando intentó tomarle unas imágenes mientras ambas se encontraban cenando en un restaurante del barrio porteño de La Boca.

El episodio se registró en la noche del sábado en las inmediaciones de Patagonia Sur, lugar donde estaban las dos mujeres extranjeras y el trabajador, identificado como Pedro Alberto Orquera, tuvo que ser trasladado al hospital y deberá ser operado en las próximas horas.

“Después de sacar unas fotos sufrí la tremenda agresión de parte de la gente de seguridad, o los patovicas, porque no se cuál es el vínculo que tienen con ellas”, señaló Orquera en diálogo con La Nación y, debido a la brutal golpiza que le propinaron los custodios, el reportero gráfico sufrió una fractura expuesta en su codo derecho y una herida sangrante en la cabeza.

Según indica la denuncia policial que hizo Orquera, Jac Rhis Hopkins y Josei Mac Namara Callum, dos ingleses que trabajan como custodios de Robbie y Delevingne, quisieron evitar que difunda las imágenes de sus clientas y, para esto, lo persiguieron y lo golpearon.

LEE: Murió en pleno concierto Bin Valencia, ex baterista de Almafuerte

“Estaba haciendo una cobertura y descubrí que las mujeres estaban acá, así que fui”, le contó Orquera al citado medio, a la vez que relató: "Después de sacar unas fotos sufrí la tremenda agresión de parte de la gente de seguridad, o los patovicas, porque no se cuál es el vínculo que tienen con ellas”. 

Además dijo: “Sufrí una encerrona terrible y después tuve una persecución, porque me corrieron. Yo iba con la cámara en la mano tratando de resguardarla a ella y al material. En un momento sentí como que alguien me pateó y me empujó. A toda velocidad fui a parar al piso y menos mal que caí con el brazo y no con la cabeza. Fue tremenda la pérdida de sangre que tuve, me quedó el hueso al descubierto, me rompí todo el brazo y la cámara voló por el aire”.

“La Policía acudió rapidísimo y la ambulancia del SAME también. Ahí mismo vi que uno de los agresores había quedado dando vueltas por la zona y la policía lo detuvo enseguida”, recordó, tras lo cual fue trasladado hacia el Hospital Argerich donde fue asistido .

En tanto, se informó que los agresores quedaron detenidos por orden de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°34 por “lesiones graves”. 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina