| Última actualización: 01 de Abril de 2022 - 12:46

Wanda Nara volvió a la Argentina y quedó varada por el acampe en la 9 de Julio: "Hola, piquete"

La pareja de Mauro Icardi anunció su llegada a Buenos Aires en las redes sociales y bromeó sobre los problemas de tránsito en la ciudad.

La empresaria viajó junto a sus hijas Francesca e Isabella. La empresaria viajó junto a sus hijas Francesca e Isabella.

Este viernes 1º de abril, Wanda Nara aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza acompañada por sus hijas Francesca e Isabella, fruto de su relación con Mauro Icardi. Más allá de que siempre da que hablar, la mediática no había anunciado públicamente  que tenía en planes hacer esta visita y simplemente se limitó a avisar cuando pisó suelo argentino, pero como muchos ciudadanos, se enfrentó a los problemas de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires.

"Hola Argentina, hola tráfico, hola piquete", escribió en su cuenta de Instagram, en referencia al acampe piquetero en la avenida 9 de Julio. Si bien no dio detalles de los motivos por los que regresó al país, en los últimos meses la rubia decidió emprender con su línea de maquillajes y trajes de baño, que han  recibido muy buenas críticas de sus compatriotas. Además, su llegada coincide con el cumpleaños de su sobrina Malaika, hija de Zaira Nara y Jakob Von Plessen, quien a pesar de la distancia tiene una excelente relación con sus primas. 

 

Eso sí, a casi seis meses de la crisis matrimonial que tuvo con el jugador del Paris Saint-Germain, la mediática se encargó de dejar en claro que en su pareja marcha todo bien. Su marido compartió una de las fotos que se sacaron en el vuelo a Argentina Wanda, Francesca e Isabella y escribió: "Mis reinas". Mientras que la rubia decidió compartir la publicación en su perfil para que sus seguidores vean que reina la paz en su familia.

LEE MÁS: Wanda Nara habló tras el supuesto hackeo de sus redes: "No tengo nada que esconder"

Días atrás, el "Wandagate" se reavivó a raíz de escandalosas publicaciones, en las que aparecieron mensajes destinados a la China Suárez -quien fue señalada como la tercera en discordia en su matrimonio-, algunas chats que intercambiaron antes de su pelea y hasta los mensajes que otro futbolista le enviaba para seducir a la exvedette.

Luego de la revolución que causó en las redes durante la noche del 14 de marzo, la hermana de Zaira decidió aclarar lo ocurrido a través de un descargo. "Acá estoy después de una noche un poco larga. Intentaron como hasta las 6, 7 de la mañana seguir sacándome el perfil, en un momento ni siquiera existía más, ahí se los mostré en las historias el nombre mío en Instagram. No sé qué hicieron, si cerraron la cuenta o cómo fue lo que pasó", empezó desde su casa de París.

"El mail de recuperación mío no empieza con W, empieza con N, ya se los mostré. Y ni siquiera es mi mail, es el mail de una amiga mía porque esto ya me había pasado en diciembre y sacamos todos los mails, pero igual mi mail tampoco empieza con W, pero el mail de recuperación tampoco es el mío. Por eso ayer se complicó un poco, porque mi amiga está de vacaciones. Además de todo esto la hackearon hace un tiempo, y ahora creo que todo tiene que ver, a mi mejor amiga su Instagram y nunca más lo pudo recuperar. Y yo mi Twitter hace dos meses que con la hija de Ana Rosenfeld, que vive en Estados Unidos, lo estamos tratando de recuperar y no lo pude recuperar", agregó, en referencia a las versiones sobre sus cuentas paralelas con las que habría publicado mensajes agresivos contra la China.

LEE MÁS: Wanda Nara explicó por qué bloqueó a Mauro Icardi en las redes

Además, aprovechó para aclarar que no tiene "nada que esconder". "No tengo cuentas truchas, de hecho, ni siquiera puedo con la mía, menos puedo tener dos. Por suerte tampoco tengo en mi teléfono ni relacionada con mi cuenta, la cuenta que en un momento sí estaba relacionada con la mía, de Wanda Nara Cosmetics. Justamente por estas cosas y porque es de trabajo, la desvinculamos hace un tiempo", subrayó.

Y se refirió al intercambio con la China. "Para todo lo demás que están reflotando, no tengo mucho más para decir. En su momento lo hablé directamente con la persona que lo tenía que hablar. No tengo ningún problema con nadie, por suerte pude hablar las cosas y me gusta hablarlas, como estoy haciendo ahora, en pijama y apenas me levanto, aclarar y dar la cara. No me escondo, nunca me escondí de nada ni de nadie. Y no hice nada malo, nunca, en ese sentido. O me manejo diferente con algunas cosas, por eso no estoy de acuerdo con un montón de otras cosas, que si quieren, cuando quieran o si tienen dudas o preguntan, las hablamos. Pero yo tengo una manera de ver las cosas", concluyó.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina