Miércoles, 15 Diciembre 2021 13:49

The Sinner: el detective Harry Ambrose se despide en la cuarta temporada

El proyecto que comenzó en 2017 y fue aclamado por la crítica llega a su fin y estará disponible en Netflix a partir del 29 de enero.

El detective Harry Ambrose estará al frente de un nuevo caso El detective Harry Ambrose estará al frente de un nuevo caso Gentileza Netflix.

Basada en la novela homónima escrita por Petra Hammesfahr, The Sinner llega a su fin. La cuarta temporada de la serie de suspenso estará disponible en Netflix a partir del 29 de enero y representará un cierre para la historia del detective Harry Ambrose, interpretado por Bill Pullman. Los nuevos capítulos se centrarán en el caso de Percy Muldoon (Alicia Kremelberg), una joven nacida en Deer Island, al norte de Maine que queda involucrada en una tragedia.

Por su parte, Ambrose, que había decidido retirarse, se topa con esta realidad durante unas vacaciones y decide involucrarse de lleno, tratando de entender qué pasó. Y al igual que en las temporadas anteriores, a medida que avance en su investigación, deberá revolver cosas de su pasado. "The Sinner ha encontrado amplío eco entre el público con su característico estilo novela policial. En la temporada cuarto estamos muy emocionados por profundizar más en la psique del querido Detective Ambrose de Bill Pullman, mientras introducimos a los espectadores un absorbente misterio completamente nuevo", manifestó Chris McCumber, presidente de USA Network, cadena que emitió la serie en la televisión estadounidense.

Juev

Jessica Hecht, Frances Fisher, Alice Kremelberg, Neal Huff, Cindy Cheung, Ronin Wong y Michael Mosley completan el elenco. Mientras que Jessica Biel y Michelle Purple con su Iron Ocean, Charlie Gogolak, Adam Bernstein y Nina Braddock son los productores ejecutivos de un proyecto que fue perdiendo fuerza con el paso del tiempo.

Cabe destacar que la primera temporada protagonizada por Jessica Biel, como Cora, una madre joven y tranquila que asesinó a un hombre a la luz del día, rápidamente se convirtió en una de las más vistas de la plataforma de streaming por la forma en la que la historia fue llevando al espectador hacia la resolución del caso. La segunda giró alrededor del caso de Julian (Helisha Henig), un niño de 13 años que confiesa haber envenenado a sus padres. Una apuesta mucho más oscura que no logró repetir las buenas repercusiones.

En tanto, en la tercera entrega Matt Bomer se puso en la piel de Jamie Burns, el protagonista de uno de los casos más difíciles en la carrera de Ambrose, ya que no solo corre peligro, sino que debe luchar contra sus propios demonios, frustraciones y errores. Al investigar la muerte de Nick, un viejo amigo que luego de reencontrarse con Jamie pierde la vida en un accidente de tránsito, el detective se replantea sus vínculos amorosos y familiares y el rol que cumple su trabajo.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA