Publicado el 05 de Diciembre de 2021 - 06:00 | Última actualización: 05 de Diciembre de 2021 - 08:18

Minino Garay y la música sin fronteras: "Siempre quise dar a conocer la cultura de América Latina"

Nacido en Córdoba y radicado hace más de treinta años en Francia, donde difundió sus raíces musicales, es considerado uno de los percusionistas argentinos más destacados.

Minino Garay y la música sin fronteras: "Siempre quise dar a conocer la cultura de América Latina"

Minino Garay es palabra autorizada para hablar de música. Nacido en Córdoba y radicado hace tres décadas en Francia, no solo es considerado uno de los mejores percusionistas argentinos, sino que es un representante de la música sin fronteras. "Físicamente me da todo bien, entonces voy invento creo y siempre que vuelvo al país trato de traer cosas nuevas", cuenta el hombre que introdujo en la música europea instrumentos propios de América Latina y que a su vez acercó a colegas franceses en nuestro país.

-¿Qué fue lo que te llevó a Francia?

-La juventud y las ganas de conocer al mundo, porque sabía que allá iba a encontrar música de todas partes. Quería tener la experiencia de vivir otra vida y lo logré. Así llevo más de 200 discos grabados con mucha gente diferente, de otros culturas. Todo el tiempo estoy buscando. Y así como siempre tuve interés por conocer otros mundos, siempre quise dar a conocer la cultura de América Latina con mis instrumentos. Por ejemplo, yo metí el cajón peruano en Francia y hasta está reconocido libros. Lo mismo pasó con el bombo legüero.

-¿Cómo reaccionaron tus colegas? ¿Lo incorporaron enseguida?

-¡Nooo! Te miran como si estuvieras loco, pero lo fui metiendo en muchas cosas a fuerza de estar. También estaba en Francia Jorge "Negrito" Trasante con el tambor uruguayo, pero yo fui el que se quedó más tiempo. También vine muchas veces a la Argentina para que la gente supiera que puedo realizar un disco de cuarteto -Tunga Tunga's Band- en el que pude juntar a cuatro grandes como Carlos “Pueblo” Rolán, Ariel Ferrari, Carlos “La Mona” Jimenez y Miguel Gelfo.

WhatsApp_Image_2021-11-30_at_16.32.33.jpeg

-A lo largo de tu carrera has explorado muchos géneros, como el jazz, el rock, el cuarteto, el tango y no te encasillás con ninguno.

-Sí, yo puedo hablar con "La Mona" y sabe de donde vengo y también lo sabe en Estados Unidos Billy Tre Suating, por ejemplo. Yo soy una sola cultura y todo eso a la vez. Es hermoso y me siento orgulloso. Cuando hago cuarteto estoy en mi salsa, porque lo siento y lo conozco y también me gusta organizar festivales de jazz en distintas partes del mundo, conocer a otros músicos y aprender. Por ejemplo, en Europa muchos artistas han tomado ritmos que les he creado basados en la chacarera, zamba, afroperuano, landó y lo descubrieron un aporte diferente. Para mí evolucionar es conocer el pasado, no podés hacerlo sin conocer tu cultura y tus raíces. Yo tuve la suerte de estar al lado de grandes y obsesionarme para aprender.

-¿Cuál es tu próximo proyecto discográfico?

-Mi disco Speaking Tango está terminado y va a salir en febrero del año que viene por un sello estadounidense que se llama Sunnyside, cuyo director me dijo que es algo que nunca se ha hecho para los hispanoparlantes. Yo quise hablar las cosas a mi manera y llevar al tango en un contexto que no es el tradicional.

-¿Te queda pendiente algún género por explorar?

-No pienso mucho en eso, voy haciendo. Cuando se pueda viajar tranquilamente, tengo la idea de hacer un disco de cuarteto cordobés con músicos rumanos, húngaros, turcos... es una idea loca. Invierto para hacer lo mío, por ejemplo cuando organizo festivales para mí es una pasión hacerme cargo de los músicos, montar el espectáculo... soy muy hiperactivo.

 -Por cuarto año consecutivo organizaste Divino Festival en Argentina, que une a músicos argentinos y franceses de jazz, ¿Cómo surgió este puente musical?

-Hace 30 años que vivo en Francia y empecé a viajar seguido a la Argentina en 2004 y ya en 2008 hice mi disco Altiplano con Jaime Torres y Magic Malik y ahí empecé a mezclar músicos. Algunos vienen para acá, a otros los lleva para allá. Es muy lindo hacerlos descubrir lo nuestro y viceversa. Este año traigo a la franco-danesa Line Krise, que es una violinista, compositora y arregladora que ha tocado muchos años con el Gotan Project. También viene Jean Mari Ecay Ezquer, un guitarrista vasco-francés, que tocó durante muchos años con Billy Cobham;, y el saxofonista Guillaume Perret, que fusiona el jazz con la música electrónica. De Argentina se van a presentar Hernán Jacinto, Flavio Romero, Pablo González y yo voy a estar en la dirección artística y un poco en la percusión. La idea es que toquemos música de todos, que haya variedad.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina