Martes, 07 Diciembre 2021 00:30

Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence presentaron la nueva película que protagonizan

No mires arriba se estrenará en Netflix el próximo 24 de diciembre. El elenco se completa con grandes figuras como Meryl Streep.

Los actores interpretan al doctor Randall Mindy y a la estudiante de astronomía Kate Dibiasky. Los actores interpretan al doctor Randall Mindy y a la estudiante de astronomía Kate Dibiasky. Gentileza Netflix.

Luego de meses atípicos para la industria cinematográfica, dados los estragos que causó la pandemia de Covid-19, de a poco las grandes producciones vuelven a tener sus clásicos despliegues. Y de cara al estreno de No mires arriba el próximo 24 de diciembre en Netflix, Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence encabezaron una avant premier en la que no faltaron estrellas.

"Fue increíble, como un sueño que se hace realidad. Rodamos esta película en el medio de una fuerte crisis por el Covid-19, pero también Adam McKay -el director- creó un ambiente propicio para que los actores pudiéramos trabajar e improvisar constantemente. Fue muy importante creer en nuestra comunidad científica", manifestó el actor que le da vida al doctor Randall Mindy. Mientras que la actriz, que espera su primer hijo con Cooke Maroney, e interpreta a la estudiante de astronomía Kate Dibiasky aseguró estar impactada por volver a pisar una alfombra roja.

DKAM8253_ea31fca7-3354-45ef-9721-b45e9802abf4_1.jpg

"Es rarísimo volver a estar con gente después de todo lo que pasó. Estoy tan contenta de que finalmente la gente pueda ver esta película", señaló y fiel a su sentido del humor reveló que nunca se sintió tan mal como durante el rodaje, en el que actuó con grandes figuras como Meryl Streep, Ariana Grande, Cate Blanchett, Timothée Chalamet, Matthew Perry, Chris Evans, Tyler Perry, Melanie Lynskey, Rob Morgan, Mark Rylance, Michael Chiklis, Jonah Hill y Ron Perlman. "Fue increíble", destacó.

DKAM8233_4498abb8-9caf-4b7c-a67f-49c6a182d981_1.jpg

Por su parte, Streep reveló que fue difícil para elenco volver a rodar luego de cinco meses en los que en Estados Unidos rigió el confinamiento estricto para prevenir los contagios de coronavirus, pero que finalmente pudieron retomar el ritmo de trabajo y sumergirse en el universo científico, ya que el disparador de la historia es que Kate Dibiasky y Randall Mindy descubren que un asteroide se aproxima a la Tierra y puede terminar con el planeta. En consecuencia, encabezarán una gira mediática para alertar a la humanidad, en la que lidiarán con todo tipo de personaje y deberán convencerlos de la veracidad de sus argumentos.

DKAM7713_be6b83cb-6071-4043-9da6-9f2d33727713_1.jpg

"Trabajé con Leo cuando era un niño y verlo ahora, como un hombre maduro, interesante, inteligente, comprometido es muy lindo. Nunca había trabajo con Jennifer y es tan alegre, pura y centrada", destacó en relación a los protagonistas y enfatizó en la cumbre de talentos que se formó en el set de grabación.

En tanto, el director hizo hincapié en que el contexto sanitario mundial hizo que tuviera una experiencia distinta a todas las que había vivido en su carrera. Cabe recordar que en un principio, la película iba a abordar las consecuencias que puede causar el cambio climático con crudeza. Pero a raíz de la pandemia, se realizó un cambio de enfoque para recurrir más al humor y descomprimir la tensión que causa la situación mundial.

"Así es como empezó. Pero luego llegó la pandemia. Lo que hizo fue sacar a relucir de qué se trata realmente la película, que es cómo nos comunicamos entre nosotros. Ya ni siquiera podemos hablar, no podemos estar de acuerdo. Así que se trata del cambio climático, pero en su raíz se trata de lo que tiene Internet, lo que tienen los teléfonos celulares, lo que ha hecho el mundo moderno con la forma en que nos comunicamos", explicó McKay en una entrevista.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA