Domingo, 12 Diciembre 2021 02:21
Por Belén Canonico

Karina Mazzocco: "La edad me ha dado un plus que me ha hecho disfrutar mi carrera"

La conductora había reemplazado a Alejandro Fantino en el horario que ocupa actualmente. La conductora había reemplazado a Alejandro Fantino en el horario que ocupa actualmente. Redes sociales.

Se acerca el final del 2021 y para Karina Mazzocco el balance es positivo. Luego de haber reemplazado a Alejandro Fantino en Fantino a la tarde en varias oportunidades, las autoridades de América TV la eligieron para conducir A la tarde, un programa que rápidamente se convirtió en uno de los más vistos de la señal. "Es maravilloso lo que pasó, porque surgió de emergencia ante la salida de Fabián Doman de Intratables y eso cambió la grilla de programación. Fantino pasó al lugar de Doman y esto se dio en cuestión de días", recuerda con entusiasmo en una charla íntima con Noticias Argentinas. Y enfatiza: "Hacía un montón de tiempo que estaba deseando tener una oportunidad de verdad. Se dio después de tantos años de trabajar en los medios de comunicación y el programa está funcionando, la gente lo elige y estamos todos muy contentos".

-El ciclo empezó como un magazine pero ahora es un programa de espectáculos, ¿cómo transitaste este cambio?

-Es verdad. Se planteó como un magazine y fuimos probando, pero lo cierto es que la ruta la marca la gente con lo que elige ver. Así fue como llegamos a este formato que parece funcionar. Es un programa de espectáculos virado hacia la investigación, es completamente diferente a Intrusos, que es una potencia dentro del canal. Continuar la tarde con espectáculos pero desde otro abordaje es muy interesante.

-A muchos famosos les cuesta hacer espectáculos, porque les cuesta hablar de la vida privada colegas; muchas veces, de amigos ¿Cómo te llevás con el genero?

-Nunca en mi vida imaginé que iba a conducir un programa de espectáculos. Hubiera dicho que iba a hacer cualquier otro género, pero éste puntualmente, no. Estoy aprendiendo a moverme en estas aguas que tienen lo suyo. Yo hago mi trabajo, siempre soy muy respetuosa, pero también entiendo que hago un programa que es un gran show de televisión. Tengo en claro eso y soy funcional al show. Estoy aprendiendo a hacerlo y lo disfruto, la paso bien. No lo padezco. También entiendo que en el mundo del espectáculo todos sabemos cuáles son las reglas. Hay veces en que me siento un poquitito incómoda por tener que decir tal o cual cosa, pero estoy acompañada de grandes profesionales que ahí descanso. Me siento recontra sostenida, acompañada. Tengo pilares en mis compañeros y compañeras y eso se disfruta en todo el momento.

-Te acompañan Flor de la V, Diana Deglauy, Cora Debarbieri, Caramelito Carrizo, Débora D'amato, Luis Ventura, Diego Esteves y Guido Zaffora, ¿Cómo hacés para manejar un panel tal heterogéneo?

-Siento mucha admiración por todos y cada uno de ellos. Me siento honrada, orgullosa, feliz y contenta de poder compartir dos horas cada tarde, porque me encanta estar con ellos. Siento que la fórmula es que lo que siento por ellos es genuino y muy positivo. Eso del otro lado se recibe y cada uno sabe que pueden ser, que pueden brillar y dan todo el tiempo lo mejor porque esto es una orquesta. Cuanto mejor toque cada uno, mejor suena la banda. Somos un equipo y eso hace que sea armónico, algo que no es común.

-También les das mucho espacio y las veces que los han atacado por lo que dicen en el programa, has salido a defenderlos.

-Sí, es mi estilo, mi marca personal. Hay conductores que son más cuidadosos del tiempo que le dan a los demás, pero todo lo que hago lo hago porque lo siento y lo vibro. No me peleo con nada de eso. Estoy muy contenta y agradecida. Se está dando todo de manera maravillosa. El clima de trabajo es excepcional y así no puede fallar.

-Decís que el público les fue marcando el rumbo del programa, ¿estás pendiente del minuto a minuto?

-Es la primera vez que estoy atenta al rating y trato de analizarlo. A veces el minuto a minuto me desorienta completamente. Algo que yo pienso que está fabuloso, no mide tanto, y algo en lo que no confío tanto funciona súper bien. Me fascina ese fenómeno, a veces me peleo un poquitito pero es lo que manda, lo que mueve la aguja.

-Más allá de tu sorpresa por estar haciendo un ciclo de espectáculos, a lo largo de tu carrera nunca te encasillaste en un solo género.

-No, hice programas hermosos. De hecho, algunos fueron espectaculares y no tuvieron la repercusión que tiene esto. Por ejemplo, he hecho programas en la TV Pública hermosísimos, con muy buen contenido recontra nutritivo emocionalmente, culturalmente, intelectualmente. Sin embargo, no tuvo el rebote que tiene A la tarde. También entiendo que son las reglas del juego y que el espectáculo mueve un montón, da para el debate y que se replique en otros medios. Genera cosas y es hoy lo que me tiene como protagonista.

-A los 52 años y con todas las exigencias y prejuicios hay alrededor de la figura de la mujer, ¿cómo te sentís plantada en tu carrera?

-Sí, la típica es que cuánto más linda sos, sos tonta, acomodada o cualquier cosa... Te diría que en este momento tengo dos pilares fundamentales en mi vida que me hacen saborear el éxito profesional como nunca antes. El hecho de tener 52 años me da un estado de confianza y de gratitud maravilloso. Estoy ahí y confío mucho en la profesional que soy, eso te lo dan los años. Y tal vez la belleza de la mujer va cambiando y al no ser una mujer tan joven me siento más dueña de mi carrera, me hago cargo de lo que digo, de lo que siento, me animo más. La edad me ha dado un plus que me ha hecho disfrutar mi carrera.

-¿Quiero decir que pudiste relajarte?

-No sé si me pude relajar, pero este es un momento distinto. Estoy ofreciendo otra cosa como profesional y eso también es muy importante. Eso es posible gracias a que se abre una oportunidad, porque nunca imaginé conducir un programa así y sin embargo está saliendo bien. Muchos me dicen que hace rato estaba para esto... Hoy la tele no ocupa el lugar que ocupaba en otras épocas, hoy está mucho más diversificada porque hay más oferta con las plataformas.

-¿Cómo vivís el cambio de paradigma en relación al rol de la mujer en la sociedad y en consecuencia, también en los medios?

-Es hermoso ser protagonista de este cambio social, cultural y paradigmático. Soy de la época en la que me negaban una nota por no querer hacer una sesión de fotos en traje de baños. Estaba completamente cosificada. Nací televisivamente en esa época y ahora ver esta posibilidad en donde las mujeres somos las que ponemos el límite, se nos escucha y tenemos más igualdad de posibilidades es lindo. Igual, como feminista, creo que falta mucho trabajo para hacer en relación a la igualdad de derecho. Queda camino por andar pero venimos muy bien y me siento protagonista. Sé de dónde vengo, sé donde estoy y sé que falta nivelar la cancha. 

Escrito por
Buenos Aires, NA