Martes, 09 Marzo 2021 11:00

Eugenia Tobal recordó su lucha para ser mamá

"Por la trombofilia, me di nueve meses una inyección todos los días", contó la actriz en "Los Mammones".

Eugenia Tobal. Eugenia Tobal. Foto NA.

Invitada a "Los Mammones", el programa que conduce Jey Mammon en América TV, Eugenia Tobal se emocionó al recordar su lucha para convertirse en mamá. “Yo tuve trombofilia y la descubrí por suerte en un momento donde estaba buscando ser mamáHabía perdido un embarazo tiempo atrás, pero igual los intentos fueron más lo que creyó la gente que los que yo hice, porque estuve mucho tiempo sola. Y bueno, por la trombofilia me di nueve meses todos los días una inyección”, contó la actriz, que hoy disfruta de Emma, la hija que tuvo con Francisco García Ibar.

Y le dedicó un mensaje a todas las mujeres que atraviesan la misma situación que ella vivió: “Algo importante para las que están buscando y las que desean ser mamá es que sucede cuando tiene que suceder. A veces acelerar los procesos no es lo que la vida está deparando para vos. La maternidad va a llegar cuando realmente tenga que llegar. A mí me llegó a los 44 años con la persona que elegí, con un hombre maravilloso que tengo al lado. Podría haber llegado de otra forma, yo lo esperaba a los 30 y pico, y la vida después te acomoda como ella quiere”.

Además, recordó a su mamá, Ofelia, quien falleció a menos de un mes del nacimiento de su hija. "Viví un embarazo muy particular y el nacimiento de mi hija vino de la mano de la despedida de mi mamá, pero ahí quedó el legado y tengo una beba que es igual a mi mamá. Tiene mucho de su papá, pero se parece a mi mamá de cara, en sus rasgos", explicó conmovida y reveló que le preocupa estar a la altura de lo que fue Ofelia. "Una aprende a ser mamá todos los días, uno cree que sabe lo que es la maternidad, hasta que sos mamá, que aparece ese ser, como sea que aparezca, y te transforma la vida", agregó.

Cabe recordar que años antes de ser madre, Eugenia viajó al Vaticano y le contó al Papa Francisco que quería formar una familia. Y aunque pensó que nadie más que su hermano, quien estaba al lado de ella, había escuchado su conversación, terminó filtrándose a los medios. “Fue horrible porque me mandaron a leer los labios. Nada de eso estaba premeditado, solo sucedió. Yo le dije que era muy feliz con mi vida y que lo único que me faltaba era ser mamá. Fue un momento muy privado y muy íntimo, y hablábamos al oído. Era una confesión muy privada y después me enteré por un periodista que me dijo ´si no das la nota, tenemos un material´. No voy a dar el nombre porque es un periodista muy conocido, pero lo hablé y me pidió disculpas”, reveló.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA