Martes, 04 Enero 2022 11:40

A 12 años de la muerte de Sandro, el recuerdo de Nora Lafón: "Rompió todo por su forma de hablarle a las mujeres"

En un nuevo aniversario del fallecimiento de Roberto Sánchez, la periodista e íntima amiga repasó su carrera y vivió sus mejores anécdotas juntos.

El artista decía que Lafón era su "hermana mayor". El artista decía que Lafón era su "hermana mayor". Redes sociales.

Se cumplen 12 años desde que Roberto Sánchez, quien conquistó a la Argentina y al mundo entero como Sandro, falleció por un shock séptico luego de haberse sometido a cinco intervenciones tras recibir un trasplante cardiopulmonar. Su muerte marcó el surgimiento de una leyenda de la música nacional popular y en una fecha tan especial, la periodista Nora Lafón, quien fue su amiga y jefa de prensa, recordó sus mejores anécdotas.

"Sandro fue mi mejor amigo. No se imaginan lo que lo extraño, porque era alguien que tenía una gran presencia en mi vida, un sentido fenomenal de humor. El decía que yo era su hermana mayor, me llamaba casi todas las noches, hablábamos mucho, discutíamos sobre cosas y tenía una característica muy especial: jamás se despedía sin decir algo cómico o gracioso, por más que estuviera en un mal momento", declaró en una entrevista con Antonio Fernández Llorente en 990 Sin relato, por AM 990.

La vida de Roberto esta estrechamente vinculada con el ambiente del arte y la cultura. Por eso, dedicaba su tiempo libre a estudiar temas de su interés. "Era tremendamente culto. Leía muchísimo, estaba al tanto de la historia del arte, de la pintura. Los últimos años se le había dado por estudiar cómo las religiones habían influenciado en el mundo. No paraba de buscar cosas, era una persona muy interesante", señaló Nora, quien también aseguró que el ídolo llevaba la fama con "absoluta normalidad".

Sobre los motivos que lo llevaron a convertirse en una estrella tanto en la Argentina como en el resto del mundo, Lafón destaca el manejo de su carrera y su relación con el público femenino.  "Al igual que Gardel fue el gestor de su carrera, supo que cosas tenía que cambiar, qué cosas tenía que hacer", destacó en referencia a su paso del rock and roll, al pop y la música melódica. "También, fundamentalmente en la Argentina, le demostró a la mujer que podía disfrutar de la sexualidad y de su forma de ser mujer. Rompió todo con la forma en la que les hablaba, aunque sea de manera inconsciente", añadió.

Su relación con sus fanáticos era excepcional. A tal punto que sus colegas músicos y actores admiraban la forma en la que manejaba a su audiencia en cada show. Para muchos artistas que lograron saltar a la fama fue un referente, pero también se encargó de manifestarles su apoyo y admiración. "Todos los músicos de rock iban a visitarlo, hasta un día vino Calamaro con un casette para que él lo escuchara. Pero Roberto también era muy generoso y cada vez que veía algún cantante que le gustaba, le mandaba su canasto de rosas rojas con un champagne", concluyó Lafón.

Escrito por
Buenos Aires, NA