Martes, 11 Mayo 2021 17:49

Una familia tipo en la Ciudad de Buenos Aires precisó $61.582 en abril para no ser pobre

La Canasta Básica Total (CBT) registró un incremento de 4% mensual y de 43,6% frente a abril del año pasado.

Los datos no contemplan gastos de alquiler. Los datos no contemplan gastos de alquiler. NA/Archivo.

Una familia tipo porteña que es propietaria de su vivienda necesitó en abril por lo menos $61.582 para cubrir el gasto de la Canasta Básica Total (CBT) y
no caer en la pobreza, según datos difundidos hoy por el Gobierno porteño.

Ese mismo hogar debió contar con un ingreso de $32.798 para no ubicarse por debajo de la línea de indigencia y poder cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Según el informe oficial, la canasta tuvo un aumento del 4% de un mes para el otro, mientras que en la medición interanual el avance fue de 49,3%.

En abril del año pasado, se habían requerido unos $21.955 para hacer frente a la CBA, que mide la línea de indigencia.

La CBT, por su parte, registró un incremento de 4% mensual y de 43,6% frente a abril del año pasado.

En ese escenario, una familia tipo tuvo que tener una entrada mensual de $61.582 para no caer en la pobreza, sin tener en cuenta el costo de un alquiler.

Un año atrás el valor de la CBT había sido de $42.864.

El análisis subrayó además que para ser considerada de "clase media", una familia de cuatro integrantes precisó una entrada de por lo menos $93.877.

En tanto, quienes perciben un ingreso de entre $75.101,60 y $93.876,99 son calificados como pertenecientes al "sector medio frágil".

Para una pareja de jubilados, que es propietaria de una vivienda, el costo de la Canasta Básica Alimentaria fue de $16.560, tras escalar un 4%.

Esa mismo hogar debió contar con $30.222 para no ser considerado pobre, remarcó la Dirección General de Estadística y Censos (DGEyC).

A nivel nacional, la valorización mensual de la canasta básica alimentaria total de abril pasado se conocerá el martes próximo, de acuerdo con el calendario del INDEC.

Los persistentes aumentos en ambos indicadores durante los últimos meses permite anticipar que tanto la pobreza como la indigencia en el país continúa en ascenso en medio de la crisis económica por la pandemia de coronavirus.

La última estadística oficial informó que durante el año pasado la pobreza se disparó en la Argentina y llegó así al nivel más alto desde 2004.

Es que calculó que unas 19 millones de personas se encontraban en esa situación, mientras que el total de indigentes ascendió a 4.700.000.

El Gobierno porteño también sostuvo este martes que un adulto económicamente activo y propietario de la vivienda necesitó unos $10.754 para no ser indigente, mientras que el ingreso para no caer en la pobreza fue de por lo menos $21.176.

En el caso de una pareja económicamente activa que debe pagar un alquiler mensual, el dinero necesario fue de $19.894 para evitar cubrir la CBA y de $41.911 para afrontar el costo de la CBT.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA