Publicado el 30 de Junio de 2022 - 18:52 | Última actualización: 30 de Junio de 2022 - 20:02

Senado: sin apoyo de la oposición, el oficialismo logró aprobar la nueva moratoria previsional

La media sanción se debatirá en Diputados, donde el oficialismo intentará convertirla en ley antes del 24 de julio, cuando vence la actual moratoria.

Por
Senadores deliberaban sobre el proyecto de moratoria antes de la media sanción. Senadores deliberaban sobre el proyecto de moratoria antes de la media sanción. NA

Sin el apoyo de la oposición, el oficialismo consiguió hoy en el Senado aprobar con media sanción el proyecto de moratoria que permitirá que cientos de miles de personas que se encuentran en edad jubilatoria pero que no llegan con la cantidad de años de aportes suficientes para hacerlo, puedan acceder a un plan de regularización de sus deudas previsionales y así quedar incorporados al régimen.

La iniciativa, cuyos autores son los kirchneristas Mariano Recalde y Anabel Fernández Sagasti, cosechó 38 votos afirmativos, seis negativos y 18 abstenciones.

La media sanción será girada a la Cámara de Diputados donde el oficialismo deberá reunir los consensos para aprobarla con urgencia antes del 24 de julio próximo, ya que ese día vence la moratoria que está vigente desde el 2014. 

LEÉ: Otro golpe a Guzmán: senadores K presentaron una nueva moratoria previsional

La propuesta autoriza el pago de los períodos faltantes de aportes hasta diciembre de 2008, inclusive con un plan de facilidades de hasta 120 cuotas variables (el monto varía según la actualización del índice de movilidad previsional) que serán descontadas del haber jubilatorio. Esta nueva moratoria estará vigente por dos años, prorrogable por otros dos.

Se calcula que hay 500 mil personas con edad jubilatoria ya cumplida que podrían adherirse a la Unidad de Pago de Deuda Previsional contemplada en la norma, mientras que otras 300 mil estarían en condiciones de incorporarse al régimen jubilatorio en 2023.

La miembro informante del oficialismo, Juliana Di Tullio, explicó que además de las casi 800.000 personas que entre este y el próximo año estarán en condiciones de adherir a la moratoria para jubilarse, hay otras cerca de 800.000 hombres y mujeres que estando en actividad podrán adelantar deuda previsional.

LEÉ: Siete de cada diez mujeres llegan a la edad jubilatoria con menos de 18 años de aportes

Según especificó las personas en condiciones de jubilarse con la nueva moratoria son 477.000 mujeres y 295.000 varones.

Mientras que quienes estarían en condiciones de adelantar deuda previsional conforme las disposiciones de ANSES serán 522.000 mujeres de 50 a 59 años y 327.000 hombres de entre 54 y 65 años.

"Es un proyecto sustentable. Genera un puente hacia un derecho como lo es la jubilación", sintetizó la jefa del bloque Unidad Ciudadana (interbloque Frente de Todos).

El beneficio de la moratoria también alcanzaría a viudas o viudos, hijos menores de edad o hijas con capacidades diferentes, que podrán requerir el plan de regularización de aportes para acceder a la pensión.

"Esto es una jubilación plena, no es un plan de segunda categoría", afirmó, como para diferenciar de la Pensión Universal a la Adultez Mayor (PUAM) que instrumentó el Gobierno de Mauricio Macri para las personas en edad jubilatoria que no llegaban con los años de aportes al sistema.

El monto de la PUAM equivale al 80% de la jubilación mínima.

"Esto no es abstracto, estamos hablando de hombres y mujeres que están vivos, que tienen necesidades, que tienen una obra social y tienen que cuidarse. Hay que evitar el peor de los mundos que es no tener nada", enfatizó al pedir el voto de sus pares.

Al senador radical Víctor Zimmerman salió a aclarar que si venciera la moratoria el 24 de julio las personas que tienen edad jubilatoria sin tener los aportes suficientes para jubilarse no quedarían "descubiertos", ya que "existen las PUAM".

"Por lo tanto no es que está absolutamente descubierta la persona con edad de jubilarse", completó el chaqueño, que pidió que la iniciativa vuelva a comisión y se le dé giro a la comisión de Presupuesto y Hacienda para analizar junto a expertos y a las autoridades del ministerio de Economía el presunto impacto fiscal.

La senadora del PRO Guadalupe Tagliaferri fue más tajante al sostener que "este proyecto no sirve" y "no es real" porque plantea moratorias de hasta 10 años".

"Esta moratoria es para aquellos que tienen en promedio 10 años de aportes con lo cual tampoco van a llegar a los 30 años", advirtió la porteña, y señaló que a esas personas se les estaría "mintiendo" porque se las insta a pagarle al Estado sin recibir a cambio la jubilación.

"A mí no me da lo mismo que 800.000 personas estén en esta situación. Pero a mí no me da lo mismo que si aporté por 10 años, se lo quede el Estado. A partir del mes que viene al Gobierno nacional le va a ingresar dinero que no sabemos cómo va a manejar. Y tampoco le va a permitir a la persona cumplir con los 30 años", resaltó.

Y agregó que "el aporte que propone esta moratoria es cuatro veces menor al porte que hace un trabajador en relación de dependencia. Entonces tampoco parecería justo". 

Tagliaferri también se mostró preocupada por el impacto fiscal. "Cuando uno suma un montón de realidades e inclusive proyectos que vienen ahora como el de oncopediatría o el abordaje integral de HIV que generan impacto en el presupuesto, creo que tenemos que mirarlo colectivamente", apuntó.

Por todo esto, la senadora macrista concluyó que el proyecto oficialista "no soluciona el problema de fondo, no es sostenible y perjudica al que aporta".

Sin embargo, adelantó que se abstendría en la votación porque no quiere que un eventual rechazo pudiera interpretarse como que está "en contra del sistema previsional".

En el cierre de las intervenciones, el jefe del interbloque oficialista, José Mayans, respondió que "el problema" es que la oposición no presentó ningún dictamen alternativo.

"Ustedes no presentaron despacho. Ese ese el problema que tienen. Es raro. No se enojen, pero parece como de gente que no quiere trabajar", chicaneó el formoseño.

 

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina