| Última actualización:25 de Julio de 2022 - 18:53

Mercados operaron a la expectativa de la reunión de Batakis con el FMI

Sigue el temor sobre el futuro económico y la ausencia de medidas "de fondo" que den tranquilidad a los inversores.

Por
El riesgo país sigue subiendo en la Argentina. El riesgo país sigue subiendo en la Argentina. NA

Los mercados operaron hoy a la expectativa de la reunión de la ministra Silvina Batakis con el FMI y funcionarios del Tesoro. En este escenario, el riesgo país quedó en 2.928 puntos, luego de casi tocar los 3.000 al promediar la rueda. El peso en las plazas alternativas continuó presionado ante tomas de coberturas en dólares.

En este marco, sigue el temor sobre el futuro económico y la ausencia de medidas "de fondo" que den tranquilidad a los inversores.

Con el liderazgo de YPF, las acciones argentinas subieron con fuerza en Wall Street, en una jornada positiva para los mercados emergentes, y oscilante para los principales índices neoyorquinos, a tiempo que los bonos en dólares fueron de menor a mayor, y terminaron la rueda con mayoría de alzas.

Bajo este contexto, los subas de los papeles argentinos fueron encabezadas por YPF (+7,9%); Vista Energy (+7,9%); Central Puerto (+6,6%); Cresud (+6,4%); Banco BBVA (+5,5%); Banco Macro (+5,5%); IRSA (+5,2%); Transportadora de Gas del Sur (+5,1%); y Galicia (+4,9%).

Con este impulso, la bolsa porteña mantuvo su trayectoria alcista gracias a una persistente postura tomadora desde inversores que buscan coberturas ante la difícil coyuntura económica. Así, el índice accionario S&P Merval mejoró un 5%, a un cierre provisorio de 119.508,31 puntos, luego de registrar durante la semana previa un alza del 9,2%. Los papeles de YPF y Cresud anotaron alzas de 7,8% y 7,3%, en ese orden, en el panel líder de la bolsa porteña. 

En el panorama externo, los inversores aguardan la decisión de política monetaria que tomará esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). La FED concluye su reunión de dos días el miércoles y los mercados prevén una suba de tasas.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares cerraron dispares, en medio de la incertidumbre sobre el futuro económico tras el reciente salto cambiario en los mercados paralelos del dólar, lo que llevaba al riesgo país a superar los 2.900 puntos básicos. Los avances fueron comandados por el Global 2041 (+8%); y el Global 2030 (+2,1%), y bajas fueron encabezadas por el Global 2029 (-1,1%), y el Global 2038 (-0,5%).

En un intento por frenar el malhumor, Batakis anunció recientemente nuevas medidas económicas, dispuso un freno a la incorporación de empleados públicos y ratificó el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al tiempo que el Banco Central (BCRA) limitó la tenencia de CEDEAR (papeles extranjeros cotizados domésticamente) a empresas que acceden al mercado de cambios.

Así, el riesgo país argentino medido por el JP Morgan subía 1,3% a 2.927 unidades. Por su parte, los títulos en pesos operaban con alzas de hasta 0,7%.

Los activos domésticos continúan viéndose condicionados por los ruidos políticos y la incertidumbre económicas, los cuales vienen profundizando el clima de desconfianza vigente, indicaron analistas.

Los dólares financieros se tomaron un respiro, más allá de que la búsqueda de cobertura entre los agentes económicos sigue intacta, en medio de desafíos por tensiones inflacionarias y financieras.

La ministra de Economía, Silvina Batakis, se reunió con la directora gerente del Fondo Monetario, Kristalina Georgieva, pero no trascendieron noticias antes del cierre de los mercados.

Batakis anunció recientemente nuevas medidas económicas, dispuso un freno a la incorporación de empleados públicos y ratificó el acuerdo alcanzado con el FMI, al tiempo que el Banco Central (BCRA) limitó la tenencia de CEDEAR (papeles extranjeros cotizados domésticamente) a empresas que acceden al mercado de cambios.

Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local cerraron con una baja promedio del 1,1%, luego de caer un 3% durante la semana pasada, con lo que ratifican valores de default, según operadores.

Los títulos en moneda extranjera no encuentran piso y en la última semana retrocedieron otro 4,5%, acumulando en lo que va del año una caída del 44%, que deja las paridades de algunos de ellos por debajo del 20%.

El riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan subía 38 unidadeas a 2.928 unidades hacia el cierre de la plaza local, luego de marcar un nivel máximo histórico intrahorario de 2.976 unidades.

Por su parte, el peso en la plaza interbancaria se depreció un 0,49%, a 130,39/130,40 por dólar, regulado por el accionar del banco central con compras o ventas de dólares de sus escasas reservas.

Operadores estimaron que el BCRA compró del mercado unos 55 millones de dólares para sus arcas, en tanto que debió desembolsar más de 100 millones para el pago de importación de energía y combustibles.

En las últimas ruedas la tasa de devaluación aceleró al 90% anual.

Si bien esto ayuda a que el dólar no se atrase, al estar por encima de la tasa de interés quita incentivos para la liquidación de divisas, explicó un operador.

Ese factor, más pagos de energía, están haciendo que en lo que va de julio el BCRA haya tenido que vender casi 1.000 millones de dólares. Se trata del peor desempeño desde 2003.

El peso argentino en el reducido mercado marginal o "blue" se recuperó 4,97%, a 322 por dólar, frente a un nivel piso intrahorario de 350 pesos vendedor anotado el viernes. La brecha con la plaza interbancaria se ubica en un 149,93%.

En los segmentos alternativos de cambio, el peso se negoció a 332,5 unidades en el bursátil "contado con liquidación" (CCL) y a 320 en el denominado "dólar MEP".

Los inversores globales aguardan la decisión de política monetaria que tomará esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos (FED).

La FED concluye su reunión de dos días el miércoles y los mercados prevén una subida de tasas, que perjudicaría a las economías emergentes.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina