Jueves, 12 Agosto 2021 17:07

Los planes sociales serán compatibles con el trabajo rural registrado

El Gobierno busca solucionar el problema que tienen los productores para conseguir mano de obra temporaria. Uno de los casos claves se produce en el sector de cítricos.

El presidente Alberto Fernández visitó una fábrica de cítricos en Concordia. El presidente Alberto Fernández visitó una fábrica de cítricos en Concordia. NA

Los planes sociales serán compatibles con el trabajo rural registrado, lo cual beneficiará a unos 250.000 trabajadores rurales temporarios y sus familias, anunció este jueves el presidente Alberto Fernández.

Junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el jefe de Estado anunció la compatibilización de esos subsidios con el empleo rural.

De esta forma se busca solucionar el problema que tienen los productores para conseguir mano de obra temporaria.

Fernández hizo el anuncio durante una visita a la ciudad de Concordia, Entre Ríos, reconocida como la Capital Nacional del Citrus.

El reclamo por la falta de disponibilidad de mano de obra para la realización de tareas temporales, fundamentalmente la cosecha, por temor a perder los beneficios sociales, fue dado a conocer en reiteradas oportunidades por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y sus entidades adheridas.

Además, la gremial empresaria que representa a las pymes había presentado un proyecto de ley junto con la legisladora nacional Nora Giménez para hacer posible la superposición de los trabajos temporarios en blanco y los planes sociales.

El anuncio se anticipa al inicio de la temporada de cosecha 2021-2022 de varios cultivos y se transforma en un guiño positivo hacia los productores agropecuarios pymes, quienes sentirán alivio frente a una problemática que ya se tradujo en la pérdida de entre 25% y 50% de la producción total.

También favorece a los sectores más vulnerables, que tendrán mayor protección social, más oportunidades de poder insertarse o reinsertarse en el mercado laboral y, a su vez, podrán percibir
mayores ingresos.

"La pyme agropecuaria necesita recuperar rentabilidad y sólo quiere producir, trabajar y dar trabajo. En este círculo virtuoso, la compatibilización beneficia a todos: al trabajador rural, al empresario y al Estado", aseguró Eduardo Rodríguez, presidente del área de Economías Regionales de CAME.

Consideró que es un "primer paso en el camino hacia recuperar la cultura del trabajo en el agro".

Rodríguez sostuvo que "las economías regionales deberían tener su Secretaría de Estado para poder resolver estos temas de carácter urgente con la mayor premura posible".

La situación tomó mayor visibilidad cuando se conoció el caso de un productor citrícola que perdió 50 millones de pesos al no poder levantar la cosecha de frutos por falta de mano de obra.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA