| Última actualización: 15 de Noviembre de 2022 - 22:20

Los argentinos huyen de los pesos y la rotación monetaria se acerca a los niveles de la hiperinflación

En consonancia con las declaraciones del viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, desde la Fundación Libertad y Progreso advierten que la base monetaria en octubre rotó cada 5,8 días y se acerca al registro de 4,7 días previos a la hiper de 1989.

Por
 La velocidad de rotación de la Base monetaria se aceleró en 2022 de manera alarmante un 55% La velocidad de rotación de la Base monetaria se aceleró en 2022 de manera alarmante un 55%

Según los estudios realizados por los economistas de la Fundación Libertad y Progreso la velocidad de rotación de la Base monetaria se aceleró en 2022 de manera alarmante un 55%. De esta forma se refleja la velocidad de circulación del dinero, lo que implica una caída en la demanda de este, ya que nadie los quiere y buscan desprendérselos por otro tipo de bienes que sean refugio de valor, ente ellos el dólar y los bienes durables.

Los especialistas señalan que el hecho de que la velocidad de circulación del dinero este subiendo implica que las personas “huyen” cada vez más rápido del peso. Al igual que los excesos de emisión de moneda, la caída de su demanda, también, genera una baja del valor de esta. Por eso, quien venda algo exigirá que le entreguen más pesos, cuando más baje su poder adquisitivo; lo que llamamos inflación.

Eugenio Marí, Economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso dice “como bien mencionó el Viceministro de Economía, los desequilibrios macroeconómicos argentinos hacen que el país coquetee con la hiperinflación. Para evitar este desenlace y que Argentina empiece a crecer es necesario una combinación de medidas fiscales, monetarias y productivas que simultáneamente devuelvan la sostenibilidad fiscal, bajen la inflación y devuelvan los incentivos a la inversión y la producción en el sector privado”.

Por su parte  Aldo Abram, director de la Fundación, comentó que “la aceleración de la inflación, que pasó a 7%, o más, mensual se debió, a los excesos de emisión. Pasamos de un desplome de la demanda de pesos a una moderación de la misma por la menor incertidumbre que trajo el ingreso al gobierno del Ministro Massa y como resultado a algunas medidas que tomó. Si bien es cierto que bajó un poco el ritmo de crecimiento de la cantidad de moneda, para consolidar el descenso de la inflación es importante que el Ministro logre pronto un shock de confianza; ya que la credibilidad en su gestión está empezando a debilitarse y, con ella, la demanda de nuestra moneda”.

El economista finalmente consideró que “si no se avanza pronto en las reformas de fondo que necesita el país, aumentará la probabilidad de que volvamos a experimentar la sensación pre hiperinflacionaria que tuvimos en julio. En ese mes, los pesos quemaban en la mano de la gente que buscaba sacárselos de encima comprando dólares o cosas y, esta vez, será más difícil de evitar que este accionar se espiralice”.

LEÉ: Cuáles fueron los mayores aumentos en octubre, de cara al comienzo de Precios Justos

Inflación de octubre y proyecciones de noviembre

Luego de la publicación del IPC de octubre por el INDEC en el orden del 6,3% respecto de Septiembre y un acumulado interanual de 88%, desde Libertad y Progreso siguen expectante la marcha de las primeras semanas de noviembre.

Al respecto para  la segunda semana de noviembre observan un crecimiento acumulado en el mes de 4,9%, lo que es 0,7 puntos porcentuales menos en comparación con la misma medición de octubre. Esto se explica más que nada por la desaceleración en las subas del rubro de Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, mientras que los mayores aumentos están en los rubros de "Vivienda, agua y electricidad" (16,4%), "Bebidas alcohólicas y tabaco (8,5%), "Bienes y servicios varios (8,2%) y "Educación" (6,5%). Por lo tanto, se podría proyectar una variación del IPC del mes de noviembre de algo más del 6%.

En la misma línea la consultora LCG indica que en las primeras dos semanas del mes de noviembre el Relevamiento de Precios de Alimentos de LCG registró un aumento promedio del 0,9% semanal. Se trata de una tasa mensualizada del 4,5% aproximadamente, registrándose así una desaceleración sustancial respecto a los meses previos. De convalidarse esta cifra, supondría un aporte de 1,3pp a la inflación general. Pero a esta suba se sumarían los incrementos en algunos regulados como electricidad (14,7% aprox.), gas (13% aprox), taxis (20%) y personal de casas particulares (9%aprox). En total, estos incrementos sumarian otros 1,3 pp sobre la inflación total.

Tomando en cuenta estos incrementos y una inercia que se sostiene alta, proyectan una inflación para noviembre con un piso de 6% mensual.

LEÉ: El dólar blue se disparó en medio de presiones para devaluar

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina