Domingo, 05 Septiembre 2021 08:37
Por Mónica Schmale

Limousin, una raza bovina que crece

Esta raza es reconocida por su menor relación hueso/carne, razón por la cual brinda un mayor rendimiento carnicero con la grasa justa en el gancho y en el desposte, respecto de otras razas y cruzas, explicó el autor.

Raza Limousin Raza Limousin

Presente en el país desde la década de 1960, los Limousin aportan su sangre continental europea al rodeo bovino argentino, con una genética adecuada a las distintas geografías productivas del país.

Destacada como raza pura y también excelente formadora de compuestas, Limousin es la continental europea con mayor difusión y presencia en la Argentina. Es reconocida entre otras virtudes por su fertilidad, facilidad de parto y excelencia en la conversión alimenticia.

La selección ejercida desde hace décadas por la entidad en conjunto con los criadores en los rodeos puros de nuestro país, como así también el trabajo realizado sobre la moderación en el tamaño adulto (frame), tanto en los toros como en las vacas, han reforzado estas características productivas.

Los vientres y toros Limousin son garantía de longevidad, rusticidad y adaptación a las marcadas variaciones climáticas en nuestro país. Es sabida su supremacía en rendimiento y conformación carnicera y muy marcada su superioridad en los cortes de consumo o de exportación por sus cuartos posteriores, también en cuanto a la composición de su carcasa.

Limousin es reconocida por su menor relación hueso/carne, razón por la cual brinda un mayor rendimiento carnicero con la grasa justa en el gancho y en el desposte, respecto de otras razas y cruzas. La raza se ha convertido en una herramienta superadora de gran valor para la ganadería argentina, logrando ser una activa participante de la actividad, disponible para mejorar la rentabilidad de los rodeos.

La conversión alimenticia efectiva en carne de los novillos Limousin beneficia a todos los eslabones involucrados en la cadena de ganados y carnes. Los criadores venden más kilos destetados por hectárea, los invernadores logran más kilos al gancho respecto de otras razas, y la industria comercializa más carne en el consumo y en la exportación con un producto de alto valor por animal faenado.

Los expertos en la raza trabajan a desde hace años en el mejoramiento genético de la raza a través de las diferencias esperadas de progenie (DEP’s).

Este año se realizó el cuarto resumen de padres, fruto del esfuerzo colectivo de sus criadores y del Grupo de Mejoramiento Genético Animal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA). Los invernadores están incentivados a exportar a través de la Cuota Hilton Limousin, que para el productor de la raza es una forma atractiva de sumar una rentabilidad extra por animal.

El Puro Controlado es un registro colectivo destinado a los ejemplares machos y hembras de fenotipo y características superiores con 7/8 o más sangre Limousin. El Limflex es un registro colectivo destinado a los ejemplares cruza Limousin con razas británicas, producidos mediante absorción, de por lo menos media sangre Limousin.

En todos los casos se inscriben en estos registros los productos cruzas provenientes de servicios cuyos toros estén inscriptos en el registro de pedigree.El Indusin es la cruza de Limousin y razas índicas.

Para las situaciones más rigurosas de la cría, como la zona del NEA de Argentina, la cruza se realiza con un toro puro de pedigree o puro controlado Limousin, con una hembra índica general, resultando en este caso el registro Indusin media sangre.

Además, existe el Indusin trihíbrido, resultante de la cruza de un toro puro de pedigree o puro controlado Limousin con razas que contienen sangre índica y británica (Brangus o Braford). Así se obtiene un animal con 50% de sangre Limousin, 25% de sangre índica y 25% de sangre británica.

Al Indusin trihíbrido se lo utiliza como raza de cría en condiciones menos rigurosas, como la región central del país. También, como toros adaptados al Norte argentino, que incorporen rendimiento y calidad de carne, ya sea para rodeos demasiados acebuzados o como raza componente de un sistema de cruzamientos.

Desde la década de 1960, la ganadería argentina fue atravesando momentos muy cambiantes, principalmente debido a las políticas ganaderas. Sin embargo, a pesar de todos esos sobresaltos, Limousin tuvo un crecimiento sostenido.

Pocos creían en el futuro de la raza en nuestros sistemas de producción debido al afianzamiento que tenían las razas británicas, ya centenarias por ese entonces y menos aún que podría llegar a tener un espacio como el que protagoniza en la ganadería vacuna argentina.

Actualmente, es la única raza continental vigente y en crecimiento, debido a su biotipo moderno que, a fuerza de resultados, demuestra que es una herramienta ideal para la producción de carne bovina argentina. La Asociación Argentina de Criadores de Limousin (AACL) fue fundada el 21 de julio de 1966, y se convirtió en la primera entidad de esta raza continental europea constituida fuera de Francia, su país de origen.

(*) - Mónica Schmale es presidenta de la Asociación de Criadores de Limousin.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA