Lunes, 22 Marzo 2021 13:19

Las mujeres ya ocupan el 43% de los cargos de CEO en la Argentina

Subió 16 puntos respecto la medición del año anterior según un estudio realizado por la consultora Grant Thornton. También subió participación de las mujeres como socias de las empresas. A nivel de cargos de alta gerencia la proporción se ubicó en 31%, el máximo histórico.

Isela Constantini - CEO del Grupo GST Isela Constantini - CEO del Grupo GST Foto Archivo Twitter

La participación de las mujeres en puestos gerenciales es una lucha de larga data en la que poco a poco se va ganando espacio. Un estudio realizado por la consultora Grant Thornton indica el 31% de los cargos de alta gerencia en Argentina son ocupados por mujeres, hasta ahora el máximo histórico del país, pero el dato es más alentador si se advierte el número que CEOs donde la presencia de mujeres alcanza el 43%.

Respecto del año pasado, el dato general del 31% representa una suba de 7 puntos en comparación con el año anterior. 

La pandemia mundial rompió con varios mitos laborales, uno de ellos es que la presencialidad laboral es sinónimo de productividad y eficiencia. Otro de los mitos, fue que solo los hombres podían ocupar cargos importantes.

El informe anual muestra un gran impacto en Argentina: las empresas sin mujeres en altos cargos disminuyeron en 20 puntos respecto de 2020. Si lo comparamos con 2019, la cifra alcanza los 35 puntos, lo cual indica más inclusión femenina en los altos cargos laborales.

Según el informe de la consultora, el 43% de los CEOs (Chief Executive Officer) argentinos son mujeres, este numero aumentó 16 puntos respecto del informe anterior. Luego, los CFOs (Chief Financial Officer) están representados en un 32% por mujeres, 7 puntos por encima que en 2020 y las COOs (Chief Operating Officer) componen un 21%, habiendo aumentado 12 puntos. A su vez, el cargo de CMO también se incrementa en 12 puntos, conformando así un 19%.

Uno de los puestos que no ha escalado es el cargo de Directora de Recursos Humanos, que perdió 2 puntos respecto al año pasado, quedando en 27%. En tanto que el cargo de Socia subió solo 3 puntos en comparación con el informe anterior, alcanzando un 12%.

En referencia a los aumentos y disminuciones en los cargos, Mariana Amores, Gerente de Recursos Humanos de Grant Thornton Argentina, afirmó que “este cambio cultural que se está transitando abre a su vez el camino a que muchas mujeres cobren protagonismo. Habitualmente se asociaba a las mujeres con estilos de liderazgo más ´soft´ y no es casual que las funciones ejecutivas que ocupaban solían ser en áreas de apoyo, como ser Marketing y/o Recursos Humanos”.

A nivel regional, el informe indicó que en Sudamérica se observa una disminución de 10 puntos, pasando de 16% a 6% el porcentaje de empresas sin mujeres en altos cargos directivos. Así mismo, que el 37% de los CEOs, el 31% de los CFOs y el 22% de los COOs, son mujeres. Uno de los focos que remarca el informe es la disminución de acciones en el resto de la región para mejorar el balance de género.

Otro de los puntos claves a mirar es el impacto de la pandemia en las mujeres dentro de Argentina, en particular las madres trabajadoras. El 68% de los encuestados por la consultora está de acuerdo de que las nuevas prácticas laborales beneficiarán las trayectorias profesionales de las mujeres a largo plazo. En menor medida, el 42% de los encuestados está de acuerdo en que las nuevas prácticas han permitido a las mujeres desempeñar en las empresas mayores roles de liderazgo.

“La transformación al trabajo 100% remoto que tuvieron que hacer muchas empresas, derribó el mito de que la presencialidad es sinónimo de productividad y eficiencia, y el liderazgo situacional y empático cobró vigencia junto con el empowement (empoderamiento), corriendo a un lado los métodos de control “reloj” y liderazgo unilateral y vertical. Las reuniones de negocio ya no son cenas ni se llevan a cabo en clubs de golf los domingo, espacios y horarios en los que las mujeres, muchas veces por sus responsabilidades domésticas, quedaban fuera. La situación parecería tener un mejor equilibrio, mujeres que “no se animaban” a pensar en un cargo ejecutivo por la demanda de horas fuera de su casa, ahora deja de ser un obstáculo”, afirmó Amores.

Algunas de las acciones llevadas a cabo por líderes para poder mantener el empleo y mejorar las condiciones en Argentina fueron: promover el equilibrio entre la vida personal y laboral y/o la flexibilidad de los empleados (39%); seguida por aquella referida a adaptar los programas de aprendizaje y desarrollo existentes al entorno cambiante, como fue el trabajo remoto (36%); e inculcar nuevas prácticas laborales para involucrar mejor a todos los empleados (27%).

Por último, el informe muestra que existen tres rasgos principales en los líderes de cara al 2021: la adaptación al cambio (64%); la empatía (45%); y la resiliencia (39%), entre otros.

Para Claudia Deprati, Directora de Consultoría “la interacción con el personal, una mayor comprensión de las necesidades y situaciones personales de los empleados han sido más importantes que nunca. La empatía ha sido un elemento clave en el liderazgo durante el COVID-19. A medida que estos estilos de gestión ´más suaves´ fueron demostrando su efectividad, surgió una mayor apreciación y una mayor necesidad de un liderazgo diverso”.

Escrito por
Buenos Aires, NA