Lunes, 02 Noviembre 2020 21:00

La otra cara de los proyectos que regulan los anuncios de alimentos y bebidas

La otra cara de los proyectos que regulan los anuncios de alimentos y bebidas

Por Gustavo Brizuela (*)

La pandemia por Covid-19 tuvo un profundo impacto sobre muchas industrias, y generó graves efectos en la actividad económica y el empleo de millones de argentinos.

El sector de publicidad exterior no se encuentra exento de esta coyuntura: durante la cuarentena, los ingresos de las empresas y PyMES que trabajamos con anuncios en vía pública (carteles, soportes, mobiliario urbano), disminuyeron un 95%. Más de 120 empresas del sector, que generan 25.000 empleos, se vieron afectadas por estas circunstancias.

Con este escenario como contexto, recientemente fueron presentados en el Congreso de la Nación y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires dos proyectos de ley que apuntan a regular la publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas, estableciendo mayores prohibiciones y restricciones en los contenidos.

Estas iniciativas poseen objetivos que respetamos: apuntan a preservar la salud pública y reducir la obesidad.

El problema es que plantean caminos que no cumplirán con estos fines y pondrán en peligro miles de puestos de trabajo de nuestra actividad.

El primer conflicto que debemos remarcar es el grave efecto que estos proyectos tendrán sobre el empleo, por la enorme pérdida de anunciantes que se generará, producto de las limitaciones establecidas a los espacios publicitarios.

Las empresas de publicidad exterior generan más de 25.000 empleos y aportan al dinamismo de muchos sectores de manera directa e indirecta.

Dinamizan el sector productivo, generando trabajo para imprentas, talleres metalúrgicos, carpinterías, compañías de pintura y la industria electrónica, entre otras.

Asimismo, derivan trabajo a profesionales de numerosas actividades, como decoradores, colocadores, electricistas, diseñadores, proveedores hardware y software, servicios de mecánica y mantenimiento.

Avanzar con las mencionadas iniciativas, en este contexto de crisis, profundizará las dificultades de numerosas empresas de publicidad exterior, de las cuales un 85% son pequeñas y medianas empresas.

Ahora bien, si el objetivo que buscamos como sociedad es reducir la obesidad y generar hábitos saludables de alimentación: ¿por qué no promovemos primero la educación en torno a este punto, en lugar de avanzar con regulaciones que limitan a sectores que generan empleo, un derecho de difícil acceso hoy en nuestro país?

La publicidad en vía pública constituye un espacio estratégico, con un gran alcance en públicos de distintos target, que podría ser utilizado para promover la educación en relación a una alimentación sana, como alguna vez se hizo con campañas para fomentar el reciclaje de residuos en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior nos encontramos a favor del mejoramiento de la salud pública, pero definitivamente creemos que priorizar más regulaciones y prohibiciones sobre la educación no es el camino.

En lugar de invertir más en la difusión de información para promover una alimentación saludable, tarea en la cual la actividad publicitaria podría realizar un importante aporte, se sigue avanzando con mayores limitaciones.

Esto no asegurará que la gente consuma más alimentos saludables y significará un golpe muy duro para muchas empresas.

Esperamos que las autoridades reflexionen acerca del enorme perjuicio que puede provocar este tipo de medidas sobre las PyMES y familias que viven de la industria de publicidad exterior, y que convoquen a una mesa de trabajo para abordar la temática.

En un contexto delicado como el que nos encontramos atravesando como país, es imperante que se generen espacios de diálogo, con todos los actores involucrados, para trabajar en la búsqueda de consensos que permitan alcanzar los objetivos planteados, sin profundizar la difícil situación que viven las distintas industrias.

Constituye un deseo pero es, a la vez, una necesidad: que la otra cara de los proyectos que regulan los anuncios de alimentos y bebidas para promover la salud pública no se encuentre constituida por un mayor desempleo y persianas bajas.

La Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior (APE) lleva más de 77 años agrupando a empresas de la actividad. Juntas, desarrollan actividades tendientes a prestigiar la publicidad, al servicio del mejoramiento cultural, tecnológico, artístico, social y económico de Argentina.

(*) Presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Publicidad Exterior (APE).

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!