Jueves, 25 Febrero 2021 18:48

La economía arrancó el año en alza, según un informe privado

El PBI argentino creció 1,3% en enero, estimó la consultora de Orlando Ferreres. Proyectó para estos doce meses un período de crecimiento.

La actividad cayó 10% el año pasado. La actividad cayó 10% el año pasado. NA.

La economía argentina comenzó el 2021 con un crecimiento del 1,3% en enero respecto de igual mes del año anterior y tuvo una expansión del 2% con relación a diciembre anterior, según la consultora de Orlando Ferreres.

Proyectó para estos doce meses un período de crecimiento, quebrando el proceso recesivo de los últimos tres años.

Según cifras oficiales difundidas esta semana por el INDEC, la actividad económica tuvo durante el año pasado una caída del 10%, debido al impacto del coronavirus y las medidas sanitarias adoptadas.

De acuerdo con el indicador del Centro de Estudios Económicos, el impulso provino, por orden de su aporte al crecimiento, por el  avance registrado en la industria manufacturera, sector que explica más de la mitad del avance general, con un crecimiento de  4,8%.

También se destacaron el comercio, el cual avanzó 3,6%, la intermediación financiera, con una suba de 12,0% y la construcción, que registró una expansión interanual de 6,6%. 

"Para el año en curso anticipamos un avance del producto, cortando así con tres años consecutivos de contracción, escenario contingente al progreso en el frente sanitario", destacó la consultora. 

Agregó que "por el lado de la oferta, esperamos que el mayor  empuje venga del sector de la construcción, y de algunos sectores de la industria manufacturera, especialmente los ligados a bienes durables". 

"Desde el lado de la demanda, esperamos ver un crecimiento de los niveles de inversión respecto de los flojos números de 2020,  apuntalado por el efecto que produce la brecha cambiaria, y en menor medida por la inversión pública", consideró la consultora.

Según el informe, el consumo puede ser uno de los puntos débiles durante el año en curso, ya que la rigidez del mercado laboral dificulta la recuperación de los puestos asalariados perdidos el año pasado, y la aceleración de la inflación atentarán contra la necesaria recomposición del ingreso real de los trabajadores. 

El sector agropecuario muestra en el primer mes del año una contracción de 7,4% en su nivel de actividad en la comparación interanual. 

La producción industrial registró en enero un avance de 4,8% anual, impulsada al alza principalmente por la industria aceitera que tuvo una expansión del 37,9% respecto del del año pasado, a causa de que se procesaron gran parte de los granos que quedaron pendientes durante diciembre por el conflicto laboral del sector, seguido por el avance de 25% de los minerales no metálicos y un aumento de la producción automotriz de 17,5%, siempre en la medición interanual. 

El comercio anotó en el comienzo del año un avance de 3,6%, logrando así tres meses consecutivos de guarismos positivos, agregó la consultora. 

"En el desglose del sector, la rama minorista anotó un avance de 4,3% anual, frente a la suba de 2,9% del sector mayorista, afectado principalmente por la desaceleración del aumento en las importaciones", destacó. 

 

     

Escrito por
Buenos Aires, NA