Jueves, 01 Abril 2021 17:01

Industrias alimenticias buscan evitar la aplicación de nuevos controles

La cámara COPAL rechaza el nuevo sistema que las obliga a informar precios, producción y stocks.

Fábrica alimenticia Arcor Fábrica alimenticia Arcor NA

La cámara de compañías alimenticias COPAL presentará un recurso administrativo para evitar la aplicación del régimen informativo SIPRE, lanzado por el Gobierno para tener mayor información sobre el funcionamiento de distintos sectores.

Así lo indicó el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja.

Explicó que presentarán un recurso administrativo ante la Secretaría de Comercio Interior para que el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (Sipre) quede sin efecto para los rubros de alimentos y bebidas.

"Creemos que el sistema se da en el marco de la Ley de Abastecimiento a la cual consideramos inconstitucional, porque avanza sobre el derecho a la propiedad y a ejercer industria lícita", indicó. 

"Intima a producir utilizando toda la capacidad desconociendo si hay ventas como si fuera una economía de guerra", señaló Funes de Rioja.

Advirtió que el Sipre produciría una superposición de regímenes informativos.

Es que, según Funes de Rioja, el Estado ya cuenta con información de los sectores por la normativa vigente desde el inicio de la pandemia de Covid-19.

Además, dijo que la información sobre stocks es "estratégica" para las industrias y no tienen por qué darla a conocer.

El Sipre es un régimen informativo obligatorio y confidencial con el que la Secretaría de Comercio Interior busca tener un monitoreo de lo que ocurre en las cadenas de valor claves. 

Incluye a grandes empresas y las principales variables a presentar son precios de venta vigentes, cantidades producidas y vendidas, y el stock de los productos.

Las compañías seleccionadas deberán enviar la información requerida de forma mensual (será subida directamente a una plataforma digital online) en los primeros diez días de cada mes, aunque se podrán hacer rectificaciones entre los días 11 y 15 del mes correspondiente. 

La primera presentación deberá realizarse dentro del período comprendido entre el 1° y el 10 de de abril.

Las empresas deberán informar los datos disponibles para enero, febrero y marzo de este año en esta primera presentación.

Las posteriores deberán incluir la información correspondiente a esos ítems del mes inmediato anterior.

El Sipre se aplicará en dos etapas: en la primera, los sectores que deberán enviar estos datos al Gobierno serán los de alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza; construcción; química y agroquímica; electrónica y electrodomésticos, y muebles, que suman más de 500 grandes empresas. 

En la segunda etapa, aún sin fecha definida, se sumarán la producción de químicos generales y metalmecánica, entre otros, y se llegará así a las 1.000 empresas bajo este nuevo régimen informativo.

Las firmas que se nieguen a brindar esa información podrán ser apercibidas en el marco de la ley de Abastecimiento, advirtió el Gobierno.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA