Martes, 20 Julio 2021 09:51
Por Adrián Tróccoli

Hijos por jubilación, una medida que genera dudas y traerá judicialización

El abogado previsionalista advierte que la medida dispuesta ayer por DNU provoca desigualdades frente a la acción de cuidado de hijos a cargo de un hombre viudo y asegura que la medida tiene un alcance limitado para las mujeres.

Hijos por jubilación, una medida que genera dudas y traerá judicialización

Por Decreto de Necesidad y Urgencia, desde ayer, es posible para las mujeres que han tenido hijos que puedan jubilarse con menos años de aportes que los requeridos por el sistema, que hasta ayer eran 30. El sistema permite desde ahora compensar hasta 5 años por cada hijo. El proyecto anunciado la semana pasada tiene diferencias con lo sancionado ayer por decreto. En primer lugar las madres sólo podrán utilizar esta compensación a efecto de llegar a jubilarse pero no se considerarán aportes como tales.

La diferencia radica en que la persona que ya tiene los 30 años de aporte no mejorará su jubilación a pesar de haber realizado el esfuerzo que conlleva la crianza de menores. Este punto se contradice con el informe de prensa emitido por la ANSES hace apenas seis días en el que se reconocía específicamente que las mujeres sumarían años de servicio y esto le mejoraría su jubilación.

La urgencia y la falta de debate de esta medida genera algunas dudas y posiblemente traerá la judicialización de algunos factores. El punto más evidente está dado por el caso del varón viudo o divorciado que estuvo a cargo de la crianza de sus hijos.

La compensación clásica del sistema por las tareas del hogar y crianza así como fueron debatidas en la cámara de diputados se limitaban a una edad jubilatoria menor, esto le permite a las mujeres gozar de la jubilación por varios años más que el varón. Así, estadísticamente hablando, los varones perciben su jubilación durante 14 años y las mujeres por 20.

La escala del beneficio simple:  un año por cada hijo natural, dos en el caso de adopción. Además, se sumará un año sí el hijo es discapacitado y dos si la madre percibió asignación universal por hijo por el término de al menos 12 meses.

Esta última situación es engañosa o de poco efecto inmediato, ya que sólo sería aplicable para las mujeres hayan tenido hijos después de los 30 años de edad, que es una situación muy poco común entre las madres que perciben AUH. Esto es así porque la asignación se implementó en octubre 2009, por lo que las mujeres que en la actualidad tienen 60 años tenían en su enorme mayoría hijos mayores de edad para esa fecha. Tampoco puede decirse en forma automática que las mujeres que no han tenido aportes posteriores a 2003 van a poder jubilarse con este reconocimiento.

Para poder acceder al beneficio jubilatorio sin los años necesarios de aportes se encuentra vigente una moratoria que permite a las mujeres (sólo las mujeres) regularizar como autónomos los pedidos desde que cumplió la mayoría de edad hasta diciembre de 2013. Es decir que la mujer que cumple este mes los 60 años sólo pueden regularizar 24 años y cuatro meses de servicios por moratoria.

La suma de dos o tres hijos/años No permite llegar a los 30 años de aporte para eso será necesario realizar Inscripciones y pago de contado de una parte o que se modifique la ley que limita la moratoria, que termina el año que viene.

Por último, es importante evitar la solución simple de “llegar” al beneficio jubilatorio, porque dejar de lado aportes genuinos reduce el haber jubilatorio. Así como quedó decretada es una medida con poco alcance efectivo. Un anuncio en tiempos difíciles.

(*) Adrián Tróccoli es abogado y socio del estudio Tróccoli Estudio Jurídico.
Escrito por Adrián Tróccoli
Buenos Aires, NA