Jueves, 20 Mayo 2021 13:10

Funes de Rioja: "No somos responsables de la inflación, somos la consecuencia"

El presidente de la Copal y recientemente designado presidente de la UIA aseguró que los empresarios no son los que generan la inflación sino que apunto a la alta carga impositiva como el verdadero factor que impulsa la suba de los precios.

El presidente de la Copal rechazó los congelamientos de precios El presidente de la Copal rechazó los congelamientos de precios Foto NA: PABLO LASANSKY

El designado presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja, sostuvo hoy que los empresarios no son los responsables de la inflación y reiteró la oposición del sector al programa de Precios Máximos que mantiene los valores congelados. 

"No somos responsables de la inflación, somos la consecuencia", dijo el dirigente. "No estamos a favor, de ninguna manera, de congelamientos de precios o precios máximos. Sí estamos de acuerdo en Precios Cuidados, que son políticas de incentivo al consumo para sectores más castigados de la población, con menos posibilidad de acceso. Y hemos colaborado con esas políticas. Pasamos de 300 productos a 600 en Precios Cuidados", destacó el dirigente.

Funes de Rioja consideró que en este contexto inflacionario, en donde la presión impositiva de Nación, provincias y municipios lleva a que en un alimento el impuesto sea del orden del 40% de su valor y de casi 50% sobre una bebida −incluyendo el agua mineral o mineralizada, sugirió que se "saque toda la presión impositiva" y aseguró que el costo bajará.

"Pregúntele a los gobiernos como hacen para controlar esos 280 mil puntos de venta, no a mí. Nosotros vendemos a precio de salida de fábrica", añadió el directivo, en declaraciones radiales.

Con respecto a la relación de la UIA con el Gobierno, subrayó: "hay diálogo. Hay coincidencias. Pero cuando uno se encuentra con el triple cepo o con determinadas cuestiones, donde le dicen 'usted es el responsable de la inflación', nosotros decimos claramente: somos la consecuencia de la inflación".

"Un ejemplo es muy claro. El año pasado la industria de alimentos estuvo congelada desde el 6 de marzo de 2020 que empezó el congelamiento de precios con ajustes que fueron a puerta de fábrica de 4 a 6%: la inflación fue de 36%; los costos de materia prima subieron del 45 al 200% según de qué se tratara; los costos logísticos subieron un 35%; los salarios entre 32 y 38%", puntualizó.

Y añadió que el "costo Covid −es decir todo lo que implican los licenciamientos, las dispensas, más los protocolos− es un 20% sobre masa salarial que hemos calculado. Todo esto, la incidencia tiene que ver en impacto en la masa salarial, no todas las empresas son iguales ni en todos los sectores. Nosotros tenemos muy claro que somos la consecuencia de la inflación."

Para Funes de Rioja, es indispensable "buscar un plan de estabilización que sea compartido con responsabilidad de todos los sectores, pero no de buscar culpables. Nosotros no somos culpables de esto pero somos parte de toda la cadena de problemas. Cuando usted va a buscar un insumo al mercado no lo consigue porque se lo retiene o se lo recompra otro que está en la informalidad. 50% de la economía en la informalidad, alta inflación: hay que buscar una solución."

Funes de Rioja asumirá la conducción de la UIA el mes que viene y resaltó que ese cargo "implica un desafío, porque una crisis como la del Covid, que en el caso argentino viene precedida por muchos movimientos positivos y negativos en la economía con gran volatilidad y durante 2018 y 2019 con recesión que complicaron un poco el cuadro previo".

 

Escrito por
Buenos Aires, NA