Miércoles, 17 Marzo 2021 13:00

Fuerte queja de Cancillería por la escasez de vacunas para países emergentes y pobres

Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, protestó en un seminario por cómo se desarrolla la distribución de los fármacos a nivel mundial. 

Un cargamento de la vacuna Sputnik V en la Argentina Un cargamento de la vacuna Sputnik V en la Argentina NA

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, aseguró este miércoles que la Argentina debe jugar "un papel clave" en la provisión de alimentos al mundo.

"Dada la larga experiencia de la Argentina en materia de exportación y producción de alimentos, estamos convencidos de que debemos jugar un papel clave" en el contexto de la crisis provocada por la pandemia, afirmó.

El funcionario participó de la apertura del seminario internacional "Sistemas agroalimentarios sostenibles", del que participaron los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Agricultura, Luis Basterra.

También estuvo el director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, y el Director de la Secretaría del Mercosur, Luiz Gonzaga Coelho Júnior.

Neme aseguró que "durante toda la pandemia la Argentina ha hecho su parte, al seguir proveyendo alimentos inocuos y de calidad al mundo" y que "la industria agroalimentaria nacional se ha adaptado rápidamente a la nueva realidad, cumpliendo estrictos protocolos sanitarios y apoyando a las redes logísticas".

Además, criticó "la forma en que se está desarrollando el proceso de vacunación" a nivel global, "con una apropiación de millones de dosis por parte de determinados países y la carencia del más elemental número de dosis por parte del resto del mundo".

"La pandemia encontró a muchos de nuestros países todavía recuperándonos de crisis anteriores. En este contexto, el hambre y la malnutrición siguen siendo uno de los principales desafíos que tenemos que afrontar", dijo.

Y agregó: "Desde la aparición del Covid-19, la situación empeoró más aún. Las últimas estimaciones indican que entre 80 y 130 millones de personas más en el mundo sufrirán hambre y malnutrición", explicó.

Consideró que "el camino para abordar estos desafíos es la solidaridad, tanto al interior de los países como a nivel de la comunidad internacional".

Y recordó que, para contrarrestar los efectos económicos de la pandemia, el gobierno del presidente Alberto Fernández impulsó una serie de medidas prioritarias orientadas a los sectores más vulnerables, incluyendo las pequeñas y medianas empresas y productores, y los segmentos de menores ingresos, al tender importantes redes de protección social.

Otero destacó que cuando se habla de América Latina se habla de la región exportadora neta de alimentos más importante del mundo,
con una participación en el comercio internacional del 13,8%.

"Esta es una tendencia que seguramente se consolidará en el futuro, razón por la cual somos garantes de la seguridad alimentaria y nutricional del mundo y de su sostenibilidad ambiental", dijo.

El seminario, que en dos jornadas de debates cuenta con la participación de representantes y especialistas de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, México y Perú, se propone generar un espacio de intercambio y reflexión sobre los desafíos y las oportunidades de las políticas agroalimentarias en el contexto de la pandemia Covid-2019.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA