Publicado el 26 de Julio de 2022 - 18:50 | Última actualización: 26 de Julio de 2022 - 19:06

Fuerte caída de reservas por las importaciones de energía y el ruido cambiario

El Gobierno confía en que a partir de septiembre el escenario comience a mejorar. Aumenta la presión sobre el agro para que venda la cosecha restante.

Por
Caen las reservas del Banco Central por la importación de energía. Caen las reservas del Banco Central por la importación de energía. NA

En medio de un mercado cambiario alterado y una alta demanda de dólares para importar energía, las reservas perforaron hoy el piso de los US$ 39.500 millones.

Según informó el BCRA, las reservas cayeron este martes a los US$ 39.463 millones.

En el mercado hay preocupación luego de trascender que en su última reunión con los ministros, la jefa del Palacio de Hacienda, Silvina Batakis, había dicho que de las reservas prefería "no hablar", dando a entender lo complejo de la situación.

A fines de junio, las reservas eran de US$ 42.784 millones, por lo que en lo que va de julio cayeron en US$ 3.321 millones.

Con los números difundidos por la autoridad monetaria, las reservas están bajando a niveles de fines de 2021.

A fines de junio último, y tras la aprobación por parte del directorio ejecutivo de la primera revisión del programa de Facilidades Extendidas, el FMI liberó los Derechos Especiales de Giro (DEG) correspondientes al segundo desembolso.

El Fondo desembolsó los 3.000 millones de DEG (moneda del organismo), equivalentes a la llegada de US$ 3.980 millones.

LEÉ: La dura advertencia de Melconian y cómo puede impactar sobre el dólar

Con parte de ese dinero el Gobierno pagó dos vencimientos con el Fondo.

Pero lo que más está impactando sobre las reservas es el pago de la importación de energía, que de disparó con la llegada del invierno.

Ante ese escenario demandante, la balanza comercial fue en junio deficitaria por primera vez en un año y medio, y terminó el mes con un desequilibrio de 115 millones de dólares.

LEÉ: Las importaciones de energía en junio convirtieron el superávit comercial en déficit

El impacto en las cuentas externas estuvo explicado en parte por el fuerte incremento de las importaciones de energía, que bordearon los US$ 2.000 millones.

En el primer semestre, las importaciones de energía, sobre todo de gas licuado, habrían superado los US$ 6.500 millones.

En el segundo, serían de alrededor de US$ 3.000 millones, por lo que existe optimismo oficial en poder recuperar respaldo en las arcas del BCRA.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina