Martes, 20 Julio 2021 16:34

El déficit fiscal superó los $500.000 millones en el primer semestre

Los mayores gastos por la pandemia obligaron a más gasto público y el desequilibrio de las cuentas representa el 1,3% del Producto Bruto.

El Palacio de Hacienda. El Palacio de Hacienda. Moderna Buenos Aires.

El desequilibrio fiscal se disparó a los $297.681 millones en junio último, en medio de mayores erogaciones para atender las causas de la pandemia de coronavirus, y en el primer semestre el rojo financiero, incluyendo el pago de la deuda, superó los $500.000 millones.

El déficit financiero, que surge tras pagar vencimientos de deuda, fue de $514.005 millones (1,3% del PIB). 

Si se incluyera el aporte solidario de las grandes fortunas, el rojo fiscal hubiese sido en junio de $153.217 millones, dijo el Palacio de Hacienda.

En tanto, contemplando los recursos del Aporte Solidario sobre las grandes fortunas, el primer semestre del año acumuló un déficit primario de $208.098 millones (0,5% del PIB).

Los ingresos totales en junio ascendieron a $766.680 millones, lo que representó un aumento del 90,3% interanual.

Excluyendo al Aporte Solidario, serían de $676.946 millones, con un alza del 68%.

Los ingresos tributarios crecieron 80,7% interanual, explicado por "el impacto negativo del ASPO en 2020, que afecta la base de comparación, y la contribución de los tributos asociados al comercio exterior".

El gasto primario creció 40,1% interanual en junio, que asciende a 68,9% si se excluye el gasto Covid en 2020 y 2021.

Esta expansión de alrededor de 12 puntos por encima de la inflación del período se encuentra motorizada por la inversión de capital, que más que duplica su nivel respecto del mismo período 2020 (+210,5% interanual), indicó Economía.

El Sector Público Nacional (SPN) registró en junio un déficit primario de $242.951 millones.

Los mayores ingresos del Fisco

Los derechos de exportación registraron una suba de 141,2% i.a., impulsados por el sostenimiento de los términos de intercambio favorables respecto al año anterior. Otros tributos que tuvieron incrementos significativos fueron el IVA neto de reintegros (+$59.250,2 millones; +96,1%), Bienes Personales (+6.702,6 millones; +68,7%) Débitos y Créditos Bancarios (+$26.203,5 millones; +64,1%) y Ganancias (+$28.438 millones; +56,0%). Incide en el desempeño de los Aportes y Contribuciones de la Seguridad Social (52,4% i.a) la reducción de contribuciones patronales a sectores afectados por la pandemia (sector de la Salud, sectores críticos del programa REPRO II, régimen de Norte Grande, entre otros).

Los ingresos no tributarios registraron un incremento significativo producto de lo registrado en el mes de junio en concepto del Aporte Solidario y Extraordinario, cuyo monto se utiliza solo para gastos destinados a morigerar los efectos de la pandemia

Hubo un incremento de $23.004 millones en las rentas de propiedad respecto de igual mes del 2020.

Se destacó en esta suba el cobro de servicios por préstamos ARGENTA otorgados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que se encontraba suspendido en 2020 (+$4.832,5 millones); además, el incremento de las rentas de Fondos Fiduciarios del Sector Publico (+$4.180,8 millones).

La contracción de los recursos de capital se explica por la suspensión del financiamiento a la ANSES por parte del FGS para hacer frente a las erogaciones del programa de reparación histórica

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario registró en junio una suba de 40,1%., que asciende a 68,9% si se excluye el gasto COVID en 2020 y 2021.

Esta expansión de alrededor de 12 puntos por encima de la inflación del período se encuentra motorizada por la inversión de capital, que más que duplica su nivel respecto al mismo periodo 2020 (+210,5%).

Las remuneraciones registraron una variación de 64,9%, producto del impacto de los nuevos incrementos de los distintos acuerdos salariales del SPN.

El gasto en bienes y servicios, registró una suba de 55,3%, asociado en su mayoría al programa de adquisición de vacunas COVID (+ $4.408 millones)

Las transferencias corrientes presentaron una variación de $39.890 millones (+15,3%; +99,3% neto de gasto COVID).

Aquellas con destino al sector privado (9,7%) también arrojan un crecimiento neto de gasto COVID (98,1%).

Se destacan las erogaciones del programa de Políticas Alimentarias (+131,8%.; +$11.021 millones) debido al incremento en la asignación del 50% a partir de febrero 2021 y la ampliación del universo de beneficiarios hasta 14 años, inclusive.

El programa Potenciar Trabajo presenta un incremento de +$8.426 millones por el aumento tanto en la cantidad de beneficiarios como del Salario Mínimo Vital y Móvil. Los pagos del programa Acciones de Empleo –principalmente REPRO II – registraron un incremento significativo para asistir a los sectores productivos afectados de forma crítica por la pandemia.

La Asignación Universal por Hijo (AUH) registró un incremento de +$12.165 millones respecto al mes anterior (+134% i.a.). Esto corresponde al adelanto del pago del complemento por escolaridad y al incremento de la movilidad dispuesto para junio.

En subsidios energéticos, se destaca la asistencia a CAMMESA (+111,6% i.a.) y los pagos del programa de Formulación y Ejecución de Políticas de Hidrocarburos (+57,3%).

Las transferencias corrientes al sector público presentan una variación positiva de +$18.414 millones (+44,5%; +103,7% neto de gasto COVID). Este resultado se explica en su mayoría por mayores transferencias a las provincias en concepto de Aportes del Tesoro Nacional ($7.512 millones respecto a igual período de 2020).

También por las transferencias con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por alrededor de $2.100 millones y a la provincia de Buenos Aires, por unos $5.000 millones en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal dispuesto en la Resolución 524/2020.

Las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $407.793 millones (40%), evidenciando una significativa aceleración respecto a meses pasados. Esta dinámica está explicada por la actualización de la fórmula de movilidad (Ley N° 27.609), que arroja mayores incrementos en línea con la recuperación de la recaudación y los salarios de la economía

El gasto de capital registró una suba de $32.965 millones (210,5%).

El crecimiento estuvo impulsado tanto por mayor inversión de empresas públicas (+$9.739 millones) como por erogaciones de la Dirección Nacional de Vialidad para la construcción de autopistas y autovías (+$3.339 millones) y aquellas realizadas por el Ministerio de Defensa en el marco del programa Mantenimiento, Producción y Soporte Logístico para la Defensa (+$1.373,6 millones)

Se observaron mayores transferencias de capital a las provincias, entre las cuales se destacan aquellas realizadas al ENOHSA ($2.434 millones), las realizadas por el Ministerio de Obras Públicas en el marco del programa “Formulación, Programación, Ejecución y Control de Obras Públicas” ($2.430,5 millones), como así las transferencias de Vialidad Nacional para construcciones de obras viales fuera de la red nacional ($1.532,3 millones).

Escrito por
Buenos Aires, NA