Publicado el Martes, 15 Marzo 2022 10:53

En caso de aumentar las retenciones, podría haber una recaudación extra por US$ 425 millones

Así se desprende de un informe privado, que asegura que los ingresos podrían pasar de US$ 6.608 millones a US$ 7.034 millones.

El Gobierno podría tener una recaudación extra por US$425 millones si sube las retenciones de harina y aceite de soja. El Gobierno podría tener una recaudación extra por US$425 millones si sube las retenciones de harina y aceite de soja. Foto NA: Augusto Famulari.

La resolución del Ministerio de Agricultura que cerró el Registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para las exportaciones de aceite y harina de soja, puso sobre la mesa la posibilidad de un incremento en las retenciones para estos subproductos. En caso de avanzar en esa dirección y elevar las mismas en dos puntos porcentuales (de 31% a 33%), el Gobierno podría tener una recaudación extra por US$425 millones.

Así lo reveló un estudio de la Fundación INAI y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en el que precisan que del total recaudado que se agregaría, 265 millones de dólares serían por la harina de soja y 160 millones de dólares por el aceite.

Al 14 de marzo ya hay DJVE emitidas por 3,9 millones de toneladas en harina de soja y 1,1 millones de toneladas en aceite de soja. En el análisis se detalla que aún resta mucho por comercializar, ya que “son productos que cuentan con un 20% y un 14% declarado a esa fecha”, respectivamente.

LEE: Rodríguez Larreta repudió la suba de las retenciones: “Nos parece una barbaridad"

“Desde el punto de vista fiscal, la medida tendría un impacto menor. Para 2021/22, considerando las DJVE (Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior) ya emitidas, se podría incrementar la recaudación en US$425 millones”, estimó el informe.

El estudio señala que con el actual 31% de retenciones en ambos productos el Gobierno recaudaría US$6.608 millones. En tanto que si los derechos de exportación alcanzaran el 33%, el ingreso podría pasar a US$7.034 millones.

“Para que se materialice este incremento en la recaudación fiscal, el ritmo de la comercialización de soja no debería verse afectado. Los porotos de soja que se industrializarán en esta campaña aún se encuentran en los campos sin cosechar, y cualquier cambio en las reglas de juego después que las decisiones de siembra fueron tomadas afecta al comportamiento de la comercialización. Actualmente, se comercializó el 21% de la producción estimada para el ciclo 2021/22, cuando a mismo momento del año pasado la comercialización alcanzaba el 26%”, aseguraron las organizaciones.

LEE TAMBIÉN: El Gobierno negó que vaya a subir las retenciones a la producción de maíz, soja o trigo

El informe remarca que “es nítido el efecto de los derechos de exportación sobre la molienda” e indica que “un incremento en el impuesto a la exportación de aceite y harina desalienta el procesamiento local”.

De acuerdo al estudio privado, “la caída de las cantidades exportadas por Argentina, como consecuencia de la sequía, sería revertida por la escalada de los precios internacionales. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, junto con el empeoramiento de la sequía en Brasil y Paraguay elevaron los precios internacionales a niveles históricamente altos. De esta manera, en el último mes la recaudación esperada por derechos de exportación se incrementó en USD 1.200 millones”.

En ese sentido, el estudio destaca los niveles récord en los ingresos, expresando que “la última estimación previa a la posible medida aquí analizada supera en un 8% la recaudación de la campaña 2020/21. Más aún, las cifras estimadas de recaudación fiscal por DEX para este año son incluso más sorprendentes si se tiene en cuenta que ya nos encontramos ante niveles de aporte fiscal récord. La recaudación por DEX en la campaña 2020/21 había aumentado un 68% en relación al ciclo previo”.

LEE MÁS: Juntos por el Cambio pidió que Domínguez asista a Diputados para explicar el cierre de exportaciones

Las entidades elaboradoras del informe apuntan al Gobierno por las políticas en referencia al sector y aseguran que “debido a la aplicación de derechos y restricciones a las exportaciones, y a la casi nula presencia de otras políticas de subsidios y apoyos de relevancia, Argentina ya tiene la política agropecuaria más negativa del mundo, de acuerdo a indicadores desarrollados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)”.

Continuando en esa línea, agregan que “junto a Vietnam es uno de los únicos países cuyas políticas desprotegen al sector en lugar de promoverlo, lo que se refleja en los resultados obtenidos en materia de producción y exportaciones” precisando que “desde la campaña 15/16, las cantidades exportadas por Argentina de granos y subproductos han crecido por debajo del promedio mundial (21% vs 28%). El desempeño ha sido especialmente malo si se lo compara con el observado en los principales competidores: Brasil registró un crecimiento del 89% en igual período”.

Buenos Aires, NA
Última actualización: Miércoles, 16 Marzo 2022 06:50