Miércoles, 03 Noviembre 2021 13:05

El vicepresidente del Banco Central se refirió a la clave para resolver los problemas macroeconómicos del país

Sergio Woyecheszen sostuvo además que el país necesita "más estructura productiva"

Sede del Banco Central. Sede del Banco Central.

El vicepresidente del Banco Central, Sergio Woyecheszen, estimó hoy que si la Argentina lograra exportar por U$S 100.000 millones anuales, "los problemas de la macroeconomía estarían resueltos".

"El consenso tiene que ser por el lado de las exportaciones: si llegamos a U$S 30.000 millones más en comercio exterior, los problemas de la macroeconomía estarían resueltos. Pero no hay atajos ni magia", enfatizó el funcionario.

Woyecheszen analizó que este año, la Argentina "va a exportar por arriba de U$S72.000 millones", pero precisó que las importaciones para la producción local representan U$S 60 mil millones".

Por eso, consideró que el acuerdo con el FMI firmado en 2018 "en los términos en que está planteado, es incumplible".

LEER MÁS: El dólar blue avanza y vuelve a su nivel máximo histórico

Al disertar en el Segundo Congreso Industrial del Consenso Nacional del Trabajo y la Producción, organizado por Industriales Pymes Argentinos (IPA), el número dos de la autoridad monetaria destacó que "los problemas económicos de la Argentina se resuelven con más estructura productiva, con más empleo y sosteniendo los niveles de actividad económica y la estabilidad cambiaria, además de recuperar el mercado local de deuda, para reconstruir la moneda y que esto dure muchos años".

También, señaló que "con un contexto de caída de actividad económica, el crédito fue creciente, en niveles que llegaron a picos del 60% anual".

"Esto nos permite afirmar que estamos cerrando brechas de inclusión financiera", enfatizó el funcionario, quien además destacó "el rol del Banco Central en la orientación del crédito, para transformar los problemas de la estructura productiva y orientarlos hacia el cambio, en caso de ser necesario".

Para Woyecheszen, tanto "la política fiscal acompañada desde el Banco Central como la política crediticia y la orientación del crédito, se fueron haciendo con la necesidad de gestionar una macroeconomía dañada, con los incentivos dañados y el acceso al mercado de cambios con marcadas dificultades".

A su criterio, el Banco Central "ya está acercándose a la agenda que teníamos prepandemia".

Escrito por
Buenos Aires, NA