| Última actualización:03 de Septiembre de 2022 - 11:29

El gremio de neumáticos levantó bloqueos y esperan normalizar la distribución

Las terminales automotrices quedaron al borde del desabastecimiento por bloqueos sindicales que duraron cuatro meses.

Por
El conflicto en el sector de neumáticos, más cerca del final. El conflicto en el sector de neumáticos, más cerca del final. NA

Tras 120 días de conflicto, el Sindicato del Neumático (SUTNA) levantó por ahora los bloqueos a las plantas productoras, por lo que a partir de esta semana se empezaría a normalizar en forma gradual el abastecimiento.

La medida de fuerza por reclamos salariales afectó durante cuatro meses a las fábricas Pirelli, Bridgestone y Fate. Se estima que provocó el retraso en el abastecimiento de más de un millón de neumáticos.

El gremio encabezado por Alejandro Crespo debió dar de baja los bloqueos con que habían decidido acompañar la protesta. Levantó primero el bloqueo en la planta de Fate, en San Fernando, y luego lo hizo en las de Pirelli, en Merlo, y en Bridgestone, en Llavallol. En esta última planta, según fuentes del sector, habría habido incidentes entre operarios de la fábrica y delegados del gremio.LEE: Pese al optimismo, empresarios de la construcción reclaman un nuevo mecanismo de créditos hipotecarios

Crespo dijo que los trabajadores del sector son 5.500 y aseguró que "esta protesta la llevan adelante ellos, no el gremio".

La medida de fuerza, que comenzó a fines de mayo, lleva ya 120 días y el desgaste se siente sobre todo en los recibos de sueldo: tras haber rechazado en aquella ocasión una propuesta de incremento salarial de 65% por parte de las empresas, en este momento los trabajadores vienen cobrando el mismo salario que en abril, sin mejoras.

A eso, se suma el descuento salarial que las fábricas les están aplicando sobre los días no trabajados.

Del lado gremial, reclaman un incremento salarial que supere en un 5% a la inflación anual prevista para este año. Pero el punto donde hay mayor intransigencia es el reclamo adicional de un 200% de aumento para las horas trabajadas durante el fin de semana.

Para las empresas, ese reclamo equivale a cambiar las condiciones del convenio colectivo de trabajo y representaría la contratación de mayor cantidad de personal. Sostienen que es uno de los gremios menos productivos del sector, con un índice de ausentismo de entre 13% y 15%, cuando en cualquier otra actividad un ausentismo superior al 5% ya resultaría alarmante.

Tampoco hubo ninguna resolución sobre el conflicto por parte del Ministerio de Trabajo, donde se vienen manteniendo reuniones conciliatorias hace ya cuatro meses, sin resultado. Las tres fábricas de neumáticos despachan unos 500.000 neumáticos por mes, pero desde que comenzó el conflicto gremial se habría dejado de producir entre 1,3 y 1,4 millones de neumáticos, estimó el dueño de Fate, Javier Madanes Quintanilla.

En junio, las tres empresas habían ofrecido un incremento salarial de 65% a partir del 1º de julio, y una mejora en las horas trabajadas en el fin de semana. La propuesta fue rechazada por el gremio.

En las terminales automotrices siguen la evolución de este conflicto con preocupación. En varias de las terminales tienen el tema neumáticos como el principal insumo con riesgo de tener faltantes y están apelando a varias alternativas para abastecerse: desde importaciones desde Brasil a compras en el mercado de reposición.

Algunas terminales ya hicieron pedidos de cubiertas a proveedores de Europa y Asia, pero se trata de embarques que demorarán no menos de dos meses para llegar a puerto.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina