Viernes, 28 Mayo 2021 16:14

El Bitcoin cae a su peor nivel en diez años, en medio de una montaña rusa

En lo que va del mes, la criptomoneda más famosa sufre una caída del 40%

El bitcoin en la montaña rusa El bitcoin en la montaña rusa NA

En medio de una montaña rusa, el Bitcoin retrocedía hoy 6% ante la creciente restricción aplicada en China, y queda a las puertas de registrar la mayor pérdida mensual en casi diez años.

En lo que va de mayo, la criptomoneda más famosa sufre una caída del 40%, en medio de opiniones controversiales sobre su futuro de parte de algunos referentes del mercado internacional.

La criptodivisa más operada rondaba los US$ 35.340, casi la mitad de los US$ 65.000 que alcanzó a tocar a mediados de abril.

Para analistas especializados, la criptomoneda continuará operando en la zona de los US$ 34.000 a los US$ 40.000, aunque todo es incertidumbre.

Si se mantiene en estos niveles, la criptodivisa cerrará mayo con su peor rendimiento mensual desde septiembre de 2011.

El Bitcoin llegó a caer a niveles de US$ 30.000 a principios de año, por lo que aún sostiene una ganancia del 20%.

El golpe más duro que recibió fue de China, que salió a condicionar la operatoria de la minería y el comercio de criptodivisas.

Se estima que el Bitcoin concentra casi el 50% del volátil mercado de criptomonedas.

Una de las idas y vueltas más influyentes sobre su cotización fue la del CEO del gigante Tesla, Elon Musk.

El magnate revirtió su decisión de aceptar la criptomoneda como medio de pago para los autos de la compañía.

Pero el golpe más duro provino de China, que tomó medidas contra la minería y las operaciones de la mayor criptomoneda del mundo para combatir riesgos especulativos y financieros.

El Comité de Estabilidad Financiera y Desarrollo de China consideró al Bitcoin como el activo que requiere de mayor regulación, lo cual disparó el temor de los inversores.

Además, Irán prohibió la minería de criptomonedas como el Bitcoin tras una serie de apagones masivos en las principales ciudades, en la última señal de una creciente inquietud por el uso de energía del activo digital.

Escrito por
Buenos Aires, NA