Publicado el 07 de Junio de 2022 - 15:18 | Última actualización: 08 de Junio de 2022 - 07:03

El Banco Mundial advirtió sobre la estabilidad macroeconómica de la Argentina

La causa de riesgo es la inflación. De todas maneras elevó a 4,5% la estimación de crecimiento para el país en 2022.

Por
El Banco Mundial advirtió sobre la estabilidad macroeconómica de la Argentina

El Banco Mundial advirtió hoy que a causa de la aceleración de la inflación “la estabilidad macroeconómica sigue siendo difícil de alcanzar”, pero al mismo tiempo elevó la previsión de crecimiento a 4,5% para 2022.

“Argentina crecerá un 4,5 % en 2022, pero con la aceleración de la inflación, la estabilidad macroeconómica sigue siendo difícil de alcanzar”, indicó la institución en su reporte “Perspectivas Económicas Mundiales” publicado hoy.

La estimación del Banco Mundial es medio punto superior a la pronosticada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) e incluida en el acuerdo vigente con la Argentina.

Asimismo, la entidad proyectó un crecimiento de 2,5% para 2023 y 2024.

Según la publicación la economía Argentina será la cuarta en expansión detrás de Panamá (6,5%), Colombia (5,4%) y República Dominicana (5%).

Tomando sólo América del Sur será la segunda en crecimiento detrás de Colombia, luego aparecen Bolivia, (3,9%), Ecuador (3,7%), Uruguay (3,3%), Perú (3,1%), Chile (1,7%), Brasil (1,5%) y Paraguay (0,7%). El Banco Mundial aclara que no publica información sobre Venezuela por falta de datos confiables.

Acerca de la evolución de la región, señaló que “los ingresos de exportación y la situación fiscal de algunos países exportadores de productos básicos regionales se están beneficiando, pero los efectos económicos positivos se ven contrarrestados por el aumento de los precios al consumidor, una confianza más débil y el aumento de las tasas de interés nacionales y mundiales”.

LEE: Ante empresarios, Guzmán defendió el proyecto de renta inesperada

En este contexto sostuvo que “la inflación ha aumentado muy por encima de las metas de los bancos centrales en muchos países de América Latina y el Caribe y ha ejercido presión financiera sobre los hogares” y añadió que “las medidas generales para enfrentar la inflación, así como los precios de los alimentos y los combustibles, se han acelerado rápidamente”.

A su vez, afirmó que “se espera que los precios de las principales exportaciones de la región sean sustancialmente más altos en 2022” pero aclaró “los beneficios para el crecimiento se verán frenados por una respuesta lenta de la producción de algunos productos básicos y por el aumento de los costos de los insumos, incluidos la energía y los fertilizantes”.

El Banco Mundial consideró que “un crecimiento más lento de lo esperado en los principales socios comerciales de América Latina y el Caribe debilitaría aún más las perspectivas regionales”.

Asimismo alertó que “la escasez global de fertilizantes vinculada a la guerra de Ucrania podría exacerbar el aumento de los precios de los alimentos, lo que provocaría malestar social”.

Respecto de la inflación alertó que “podría permanecer muy por encima de las metas de los bancos centrales, por lo que sería necesario un endurecimiento de las políticas monetarias más rápido, lo que podría precipitar una desaceleración regional aún más pronunciada”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina