| Última actualización: 29 de Diciembre de 2022 - 19:12

El Banco Central estableció sus objetivos para 2023

Tasas de intereses reales positivas, devaluación administrada al ritmo de la inflación y acumulación de reservas entre las principales metas.

Por
Miguel Pesce, presidente del Banco Central. Miguel Pesce, presidente del Banco Central. NA

El Banco Central de la Republica Argentina dio a conocer los objetivos y planes para 2023 respecto de sus políticas monetarias, financieras, crediticias y cambiarias de acuerdo con lo establecido en su carta orgánica.

Las mismas se encuentran en consonancia con las metas fijadas en el acuerdo de facilidades extendidas con el FMI que continuará monitoreando la economía argentina. Las principales líneas avanzan sobre el mantenimiento de  tasas de intereses reales positivas, una devaluación administrada al ritmo de la inflación y un mantenimiento de tipo de cambio competitivo que no atente contra la balanza comercial y el objetivo principal de la acumulación de reservas. 

El documento publicado en la página web del organismo conducido por Miguel Pesce da cuenta de un resumen del escenario económico, las acciones llevadas a cabo en el 2022, y las proyecciones establecidas para el año entrante.

En cuanto a los objetivos de 2023 referentes a la política monetaria se destaca la intención de administrar la liquidez para evitar desequilibrios que atenten contra el proceso de desinflación y fijar el sendero de la tasa de interés con rendimientos reales positivos sobre las inversiones en pesos.

La política cambiaria será marcada bajo los condicionamientos del acuerdo con el FMI,  buscando mantener una competitividad del tipo de cambio que logre fortalecer la posición de las reservas internacionales.

LEÉ: Operativo verano 2023: la AFIP realizará controles en los principales centros turísticos

También reconocen en cuanto a política crediticia que es necesario estimular el crédito tanto para consumo como para la producción y el cambio tecnológico. Además, intentarán lograr un impulso de crecimiento de crédito al sector privado en pesos en término del PIB.

Por último en términos de política financiera   el BCRA se fija como objetivos   profundizar el sistema financiero para tornarlo aún más inclusivo y federal, incluyendo la participación de nuevos agentes de originación de crédito, y la de aquellos que faciliten el ahorro y la inversión de las familias y MiPyMEs, con el fin de promover el acceso y uso de productos y servicios financieros en toda la población.

Los objetivos dispuestos en el documento, van en consonancia con los objetivos planteados por el FMI en el ultimo comunicado en oportunidad de aprobar el tercer trimestre de 2022.

“Las tasas de interés reales positivas y sostenidas siguen siendo esenciales para reducir la alta inflación persistente y fortalecer la demanda de activos en pesos. Además, permitiría mejoras en la competitividad y la cobertura de reservas, al tiempo que evitaría depender de incentivos y restricciones cambiarios ad-hoc, ya que no son un sustituto de políticas macroeconómicas consistentes” indicaba uno de los párrafos del comunicado del FMI.

“Una estrategia proactiva de gestión de la deuda orientada al mercado es vital para movilizar el financiamiento interno, mitigar los riesgos de refinanciación y reducir el financiamiento del déficit por parte del banco central," completaba.

LEÉ:  Todo un año de inflación en Brasil equivale a un mes de Argentina

Respecto del escenario al que espera el Banco Central hacer frente es 2023, hacen el siguiente pronostico que toman de base para sus objetivos:

“A lo largo del 2023 se espera que la inflación continúe con el sendero de desaceleración gradual evidenciado en la última parte del año. La mejora gradual del tipo de cambio real y la calibración de las tasas de interés en un terreno positivo en términos reales, de manera de garantizar una mayor disponibilidad de instrumentos de ahorro que permitan a las y los argentinos obtener rendimientos acordes con la evolución de la inflación y del tipo de cambio, contribuirán a anclar las expectativas cambiarias favoreciendo el proceso de desinflación.

“En pos de seguir apoyando la recuperación de la actividad económica, el BCRA continuará estimulando la oferta crediticia, en particular aquella vinculada al desarrollo productivo y al cambio tecnológico, que se encuentra en niveles relativos muy bajos”, continúa describiendo el escenario en el documento publicado en el día de hoy.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina